Público
Público

España podría dar la espalda a las crisis humanitarias en 2013

El Gobierno debe aumentar al menos en 50 millones de euros más la partida de ayudas para mantener los compromisos adquiridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno español podría desatender las necesidades básicas de cerca de siete millones de personas inmersas en conflictos y desastres naturales el próximo año debido al drástico recorte que han sufrido los fondos destinados a la ayuda humanitaria, según ha denunciado Intermón Oxfam.

Esta semana se concluye la tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales del Estado, que contemplan un recorte sin precedentes del 90% en la partida humanitaria. Se trata de la más castigada en materia de cooperación, pasando de los 127,5 millones de euros en 2010 a los 12,3 millones para 2013. Es decir, que España recorta 115 millones en apenas tres años.

El descenso supone un frenazo en seco al avance tanto cuantitativo como cualitativo que el sistema de ayuda humanitaria español ha experimentado en la última década y con el que se ha contribuido a salvar millones de vidas, denuncia Intermón Oxfam. Tal y como detalla el informe 'Crisis alimentaria en el Sahel: ¿prevenir o curar?', que lanza este martes la organización, la respuesta de la cooperación española en la reciente emergencia del Sahel, a la que ha destinado más de 10 millones de euros, ha jugado un papel relevante dentro del sistema humanitario internacional, principalmente en temas de seguridad alimentaria y agricultura.

'Es inaceptable que la respuesta española para el Sahel sea igual a la indemnización del director general del Banco de Valencia''Con los recortes, la cooperación española no podrá seguir ayudando a las poblaciones que lo han perdido todo y tampoco podrá cumplir los compromisos ya adquiridos. Apostar por las personas que más sufren es una cuestión de voluntad política. Es inaceptable que el dinero destinado a toda la respuesta española para la emergencia del Sahel sea prácticamente igual a la indemnización que recibió el director general del Banco de Valencia', ha asegurado la responsable de Advocacy Humanitario de Intermón Oxfam, Lara Contreras.

Según el informe, en Mauritania, con un presupuesto de 2 millones de euros gestionado por ONGs, 120.000 personas se han beneficiado de los programas de tratamiento de malnutrición y ayuda alimentaria, así como de agua y saneamiento. Además de la ayuda en el Sahel, la cooperación española ha sido un actor humanitario destacado en las grandes crisis que en la última década han azotado el planeta como el tsunami del sudeste asiático, el terremoto de Haití y la hambruna del Cuerno de África, entre otras, en las que siempre ha estado al lado de los que más sufrían.

La organización calcula que el Gobierno debería aumentar como mínimo los fondos humanitarios en 50 millones de euros, sumados a los 12,3 millones ya presupuestados, para que España pueda seguir manteniendo el prestigio internacional adquirido en estos últimos años como donante humanitario.