Público
Público

España entrega a Túnez a los inmigrantes rescatados

Rescate en el Mediterráneo. Llevaban seis días a bordo de una fragata española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La fragata española que el pasado domingo rescató a 114 inmigrantes en el mar Mediterráneo se deshizo ayer de 106 de ellos después de que la OTAN decidiera finalmente entregarlos a las autoridades tunecinas. El Ministerio de Defensa informó ayer de que los otros ocho habían sido evacuados en días anteriores por motivos médicos.

El departamento que dirige Carme Chacón informó de que, a primera hora de la mañana, la fragata Juan de Borbón 'estableció contacto' fuera del mar territorial tunecino con el patrullero Carthage de la Armada de aquel país. El encuentro tuvo lugar en las proximidades de la localidad de Zarzis.

Durante dos horas los inmigrantes pasaron de un buque militar a otro, pero fuentes de Defensa no pudieron especificar qué ocurriría con ellos una vez en manos de las autoridades tunecinas Dedujeron que esas 106 personas, entre las que hay 20 mujeres -cinco de ellas embarazadas- y ocho niños, serían trasladadas a puerto 'de inmediato'.

Ocho de ellos habían sido evacuados días antes a hospitales en tierra 

Se da además la circunstancia de que entre los rescatados hay varios tunecinos que habían huido de su propio país en busca de una vida mejor. Sus compañeros de travesía procedían de países del África subsahariana, de Libia y de Ghana.

Los inmigrantes cumplieron ayer seis días dentro de la fragata española donde esperaban a que el mando de la OTAN en la operación militar que trata de asegurar el embargo de armas a Libia, de la que forma parte el Juan de Borbón, decidiera a dónde llevarlos.

Hasta el viernes, la fragata se encontraba a unas 30 millas de las costas de Malta. Según denunciaron las autoridades de este último país, la Alianza Atlántica había tratado de desembarcar en un puerto maltés a los inmigrantes, pero el Gobierno local se negó al considerar que debían haber sido llevados a otro país más cercano al lugar en el que fueron rescatados, a 78 millas de Túnez y a 88 de la isla italiana de Lampedusa.

Defensa informó a través de una nota de que, durante los últimos días, el comandante de la Fragata, Ignacio Céspedes, había autorizado la evacuación de diversas personas por motivos médicos y de salud. Así, en la noche del domingo pasado se trasladó a una mujer embarazada de nueve meses, a su hija y a un hombre con una herida necesitada de cuidados hospitalarios a un patrullero tunecino que estaba en las proximidades del puerto de Zarzis, fuera de la frontera marítima tunecina, para que fueran atendidos por los servicios sanitarios de ese país.

Dos días después, evacuaron a un niño que sufre paraplejia e hidrocefalia, junto con sus padres, por helicóptero a un hospital maltés de La Valetta. Los últimos evacuados fueron trasladados en helicóptero al aeropuerto de la capital de Malta el pasado jueves. Se trata de 'una mujer en avanzado estado de gestación y un adolescente con problemas renales', apunta Defensa.

Todo el grupo había partido de la localidad libia de Zawiyah y llevaba dos días en el mar cuando, el pasado domingo, fue avistado por un remolcador chipriota que alertó de su situación a la OTAN. Desde Defensa explicaron que los inmigrantes llevaban cuatro días sin comer y no disponían de agua potable. Además, la barca tenía el motor averiado y no podía moverse.

En el grupo hay varios tunecinos que habían huído de su país

En consecuencia, la dotación de la fragata militar española facilitó víveres a las personas que se encontraban a bordo y, una vez comprobado que la embarcación hacía agua, se hizo cargo de ellos y les facilitó comida y ropa.

Desde Izquierda Unida se ha criticado la actuación del buque español. El diputado Gaspar Llamazares consideró el viernes que, al estar en la fragata, los inmigrantes estaban en territorio español, por lo que deberían haber sido acogidos por España.

Tras realizar la entrega de los inmigrantes, el buque regresó frente a las costas de Libia, donde se integró de nuevo en la operación militar de la OTAN para garantizar el embargo de armas a Muamar Gadafi decretado por la ONU.