Público
Público

España enviará un avión de patrulla marítima contra la piratería en Somalia

Como se trata de una operación "en defensa del interés nacional", los 90 militares no entran del cupo de 3.000 que España puede desplegar sin la autorización del Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Defensa, Carmen Chacón, ha ordenado el despliegue inmediato de un avión de patrulla marítima P3-Orión con 90 militares para realizar labores de vigilancia en aguas próximas a Somalia y luchar contra la creciente piratería que afecta a los buques pesqueros y mercantes en la región.

Los militares llegarán este mismo fin de semana a la zona del Índico y la operación tendrá una duración inicial de tres meses, ampliable en función de las decisiones que se tomen en el ámbito internacional.

Chacón ha hecho este anuncio junto a la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, con cuyo departamento se ha coordinado, y ha señalado que la operación cuenta con la autorización del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Según ha explicado, como se trata de una operación 'en defensa del interés nacional', los 90 militares no se contabilizarán dentro del cupo de 3.000 que España puede tener en misiones en el exterior y su despliegue no requiere la autorización del Congreso.

Chacón ha asegurado que el P3-Orión 'va a ser de enorme utilidad para prevenir ataques', pues su objetivo es ser un 'auténtico núcleo' que facilite información sobre los movimientos de los piratas tanto a los buques pesqueros y mercantes como a los barcos que trasladan ayuda humanitaria del Programa Mundial de Alimentos, que utilizan esas mismas rutas.

Según los datos facilitados por la ministra responsable de la pesca, en la actualidad hay 17 buques españoles en aguas internaionales cercanas a Somalia -está prohibida la pesca en aguas del país africano-, aunque hay 30 autorizados para operar.

La ministra de Defensa ha relatado las iniciativas adoptadas por España en la UE y la ONU para garantizar la seguridad de los buques en el Océano Índico y ha explicado que, mientras el Comité de Política y de Seguridad de la UE estudia el envío de una misión propia, España ha decidido iniciar su propia operación.

Se trata, ha apuntado, de la primera aportación en favor de la seguridad de los tránsitos marítimos y de la actividad pesquera en aguas somalís, pero la intención del Gobierno es seguir trabajando 'intensamente' en los foros multinacionales y en la UE para diseñar una solución global a este 'mar fallido'.

En opinión de Chacón, era más eficaz enviar un avión a la región que una fragata -la opción elegida por Francia-, ya que un barco necesitaría cinco días para recorrer una zona que se extiende a lo largo de unas 3.200 millas marítimas.

Espinosa ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los buques que se encuentran en la zona, tanto pesqueros como mercantes, ya que se trata de una importante ruta en el tráfico internacional.

En la región, ha explicado, hay intereses económicos sometidos a un presión cada vez más importante de la piratería somalí y el Gobierno trabaja desde abril en los foros internacionales para garantizar la seguridad de las personas -españolas o no- que trabajan en buques de bandera española.

Chacón ha destacado también el rápido deterioro de la situación este año y las 'intensas gestiones' realizadas por España, que sufrió directamente la acción de los piratas cuando en abril fue secuestrado el atunero 'Playa de Bakio' y que estuvo a punto de vivir una experiencia similar la semana pasada, cuando el 'Playa de Anzoras' logró escapar de un ataque.

El pasado lunes, la UE creó una célula de coordinación para apoyar las labores de vigilancia en la zona, un trabajo que comenzará esta misma semana bajo el mando del capitán de navío español Andrés Breijo.