Público
Público

España se estanca en la cola del gasto social

El país invierte en políticas sociales el 41,1% de su PIB. Ocupa el puesto 20 en la UE de los 27

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España sigue empotrada en el vagón de cola de la Unión Europea (UE) en gasto social. La inversión del 41,1% del Producto Interior Bruto (PIB) en educación, sanidad, protección social y servicios públicos, entre otros, relegó al país en 2008 al puesto 20 de la Europa de los 27. La media europea fue del 46,8%, según el XIV anuario de la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, que se presentó ayer.

Los ratios más altos los aportan los gobiernos de Suecia (53%), Francia (52,7%), Dinamarca (51,8%) y Bélgica (50%). Por detrás de España sólo quedan seis países del Este (Rumanía, Bulgaria, Eslovaquia, Estonia, Letononia y Lituania) y Luxemburgo, con tasas de entre el 39,9% y el 34,8%.

La inversión nacional en educación pública es la sexta más baja

Por sectores, el que recibe más dinero en la UE es el de protección social (ayudas a la tercera edad, la familia, la vivienda, la discapacidad o el desempleo, entre otras). La media española (13,9%) está varios puntos por debajo de la tasa media comunitaria (18,2%) y de las principales potencias continentales: Francia (21,8%), Alemania (19,7%), Italia (18,8%) y Reino Unido (15,9%).

Esta falta de inversión viene de lejos. En 2001, España ocupaba el puesto 16 de 26 (aquel año Bulgaria no facilitó el indicador) en el ranking de inversión en protección social. En 2008, apenas adelantó a un país y cerró el ejercicio decimoctavo, de 27 países.

Algunos indicadores, como el de la sanidad pública, pueden llevar a engaño. A pesar de que el Gobierno invierte sólo el 6,1% del PIB en este área la media es del 6,9%, España figura desde hace años entre los primeros puestos de calidad del servicio público sanitario. Es decir, que el servicio es más eficaz, a pesar de contar con menos fondos.

La sanidad del país es de las más eficaces, a pesar de tener menos fondos

En educación, España, con un 4,6%, sigue obteniendo su peor resultado: sólo hay cinco países con una inversión más baja. La media de los 27 es del 5,2%. En 2001, la partida destinada a educación en España era del 4,23% y también ocupaba el sexto puesto por la cola. En los dos últimos años, el presupuesto ha aumentado hasta el 5,1% de 2010, pero los estudios de la UE aún no recogen este aumento en sus estadísticas.

A pesar de ello, España continúa ocupando los últimos puestos de la OCDE en concesión de becas y las asociaciones vinculadas a la educación reclaman alcanzar el 7% del PIB. Esta tasa es la que tuvo en 2008 Dinamarca, el segundo país europeo que más invierte en educación, sólo superado por Chipre (7,8%).

El gobierno sueco dedica el 53% de su PIB a políticas sociales

En el apartado de servicios públicos generales, España ocupa el decimoséptimo puesto, con una partida del 4,7% del PIB, frente a la media del 6,3% del resto de países.

Por otra parte, el informe anual de Eurostat destaca otro ranking sobre el porcentaje de europeos de entre 25 y 64 años implicado en formación continua. Desde que la UE realizó un estudio similar, en 2003, hasta 2009, la población europea estudiante adulta ha pasado del 8,5% al 9,3%.

Llama la atención la diferencia que hay entre sexos: el 10,2% de las europeas está involucrada en procesos formativos (9,1%, en 2003), frente al 8,5% de los hombres (7,9%, hace siete años).

En este estudio, España se sitúa por encima de la media europea. Además, su progresión ha sido de las más destacadas, al pasar de una tasa del 4,7% al 10,4%. No obstante, queda todavía lejos de Dinamarca (31,6%), Suecia (22,2%), Finlandia (22,1%) y Reino Unido (20,1%).