Público
Público

España expulsa a un transexual argelino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un transexual argelino permanece ingresado en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia a la espera de ser devuelto a su país en cumplimiento de un auto judicial a pesar de que su “integridad correría peligro”, según explicó ayer su abogado, Enrique Cutillas. Si las autoridades españolas le deportan, “tendrá que volver a vestir de hombre y se ocultará para que no le pase nada”, asegura el letrado. Sin embargo, –recuerda– en España puede ir vestido de mujer o casarse con un hombre.

Este inmigrante argelino fue arrestado el pasado miércoles por tener pendiente una sanción de expulsión y el Juzgado de Instrucción número 1 de Alicante decretó su internamiento en el centro de Valencia, medida a la que se opuso su letrado pero no la Fiscalía.

Contra el internamiento

Su abogado presentará un recurso contra el auto de internamiento, en el que se sostiene que el inmigrante “carece de arraigo y medios de vida”. “No sé si prosperará. Tengo que fundamentarlo en hechos”, afirmó Cutillas, quien asegura que su defendido lleva ocho años en España.

Este inmigrante será trasladado a Argelia si las autoridades encuentran transporte en un plazo máximo de 40 días. Pasado este tiempo, si no fuese trasladado a su país, quedaría en libertad con el mandato de expulsión pendiente.

Tras su detención en febrero de 2007 por no tener papeles, se le abrió un procedimiento sancionador por estancia irregular que fue firme en julio, a pesar de estar recurrido, con una resolución de la Subdelegación del Gobierno. La orden de expulsión es firme salvo que cambien sus circunstancias personales o se revoque, informa Efe.

El letrado garantiza que el transexual carece de antecedentes o causas abiertas. Aboga por valorar si ha de prevalecer el derecho de una persona a desarrollar su libre personalidad contra el del Estado de ejecutar una expulsión “legal y jurídicamente reprochable”. segçim Cutillas. Por ello, incluirá en su escrito la “desproporcionalidad” de la sanción y el riesgo que existe para su integridad por ser devuelto, ya que en Argelia “no podrá hacer valer sus derechos de ciudadano”.

La subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, afirmó ayer que se firmó la orden de expulsión porque los informes técnicos “así lo decían”. Por contra, el Colectivo de Transexuales de Catalunya ATC Libertad calificó de “atropello” la tramitación de deportación y recordó que el año pasado se dio asilo por razones de identidad sexual a otro argelino.