Público
Público

España falla en política forestal

Según un informe, los "indencios serán más y mayores durante esta década"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España cuenta con una de las mayores superficies forestales de la Unión Europea. De hecho, es el segundo país después de Suecia, el primero de la ecorregión mediterránea y el tercero en superficie arbolada después de Suecia y Finlandia.

Pero, sin embargo, la política forestal española no está proporcionada a la misma altura que la calidad de sus bosques, según el informe '¿Recuperando bosques o plantando incendios?' de WWF-España.

El secretario general de la organización, Juan Carlos del Olmo, ha recalcado durante la presentación del informe que los 'incendios serán más y mayores esta década' y ha recordado, a su vez, que anualmente se producen en España una media de 15.391 siniestros en los que el fuego devora 123.442 hectáreas, una superficie similar a la de la isla de Gran Canaria.

El análisis de WWF analiza los Grandes Incendios Forestales (GIF), aquellos en los que arden más de 500 hectáreas, y que ponen de manifiesto las deficiencias en política forestal de España.

Las estadísticas demuestran que los equipos de extinción mejoran su eficiencia

Los GIF apenas suponen el 0'2% del total de siniestros pero en ellos arde de media en toda España el 34% de la superficie que se incendia anualmente. En cuanto a sus causas, WWF destaca que el 47% se producen de forma intencionada, el 11% por un rayo y del 15% restante se desconocen las causas.

Las estadísticas demuestran que los equipos de extinción mejoran su eficiencia, en los últimos años en el 70% de los casos los incendios se controlaron en fase de conato y en el 99,8% se extinguieron antes de convertirse en un GIF. En 2009 en 34 grandes incendios se quemaron 55.000 hectáreas, el 50% de todo lo que ardió el verano pasado.

Pero no sólo es lo que se quema, la inversión en la restauración de los GIF más graves de los últimos años, Minas de Río Tinto, Huelva 2004 (50 millones) y Comarca del Rodenal Guadalajar (20 millones), tuvo un coste mayor que todo el presupuesto dedicado a extinción en 2009 por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (67 millones).

La escasez de planes de restauración forestales, el cambio climático, la reforestación de las tierras agrarias y la falta de coordinación entre la administración Central y Autonómicas sacan a la luz la mala gestión foral en los bosques de España. La estrategia de restauración post incendio debe centrarse en definir los objetivos futuros del uso del espacio forestal y proteger y conservar el suelo.

El responsable del Programa de Bosques de WWF España, Félix Romero, advierte de que el aumento del peso de los GIF 'es el resultado de la ausencia de una gestión planificada ' que pueda organizar los usos y aprovechamientos forestales de una forma racional.

'Es imprescindible dinamizar la gestión forestal sostenible'

En la Conferencia sobre Protección de Bosques organizada durante la Presidencia española de la UE (Valsaín, abril de 2010) se puso de manifiesto que 'para proteger los bosques europeos y conservar la biodiversidad en Europa es imprescindible dinamizar la gestión forestal sostenible'.

Para Félix Romero 'España tiene mucho que hacer al respecto' ya que sólo el 13% de la superficie forestal española cuenta con un plan de gestión. Además, la propiedad privada de los bosques, que representa las dos terceras partes de la superficie forestal española, es la que cuenta con menos planes de gestión: sólo un 5% frente al 30% cuando es en superficie pública.

Desde WWF se insiste en que los grandes incendios son el 'síntoma de un espacio rural enfermo' que acumula décadas de abandono del medio rural y que cuanto más se tarde en actuar 'mayor será la dificultad para corregir esta situación'.