Público
Público

España inmoviliza una quinta parte de su vacunas contra la gripe

Se ha detectado la presencia de pequeñas partículas en el producto de la farmacéutica Novartis. Sanidad asegura que no hay riesgo para la salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, ha ordenado inmovilizar el 20% de las vacunas contra la gripe que se comercializan en España por un problema detectado en su calidad.

En concreto se trata de los productos Chiroflu y Chiromas, fabricados por la empresa farmacéutica suiza Novartis, cuya planta de producción en Italia detectó ayer la presencia de unas partículas blancas en el contenido.

En declaraciones a Público, el ministerio de Sanidad ha asegurado que, según se desprende de los primeros resultados de la investigación que ha iniciado la compañía sobre la composición y el origen de estas partículas, se trataría de un problema de 'calidad' que no afecta a la seguridad de las vacunas, que han sido retiradas de forma 'cautelar'.

En un comunicado, la agencia informaba, no obstante de que 'como medida de precaución y hasta que se disponga de un informe completo y detallado del origen y alcance del problema, se ha decidido inmovilizar todos los ejemplares de ambas vacunas'. Las vacunas se han retirado tanto de los almacenes, como de los puntos de distribución y dispensión.

El ministerio ha informado a este diario de que dependiendo de lo que se desprenda de la investigación final, se decidirá que hacer con los lotes inmovilizados. 'Si existiera riesgo se desecharían y si no podrían seguir usándose', afirmaron.

Canarias ha anunciado que suspende la campaña de vacunación

En España se comercializan cuatro tipos de vacunas contra la gripe y las de Novartis suponen una quinta parte del total, aunque cada comunidad autónoma hace libremente su petición, por lo que unas regiones pueden verse más afectadas que otras en el suministro, ahora que ya ha dado comienzo la campaña.

Canarias es una de las comunidades que más vacunas de estos dos tipos recibe, por lo que ya ha anunciado que, tras la decisión de la agencia, ha decidido suspender la campaña de vacunación.

Fuentes del ministerio han confirmado que 'hasta ahora' no se ha detectado ningún caso de reacciones adversas a estos dos productos en Europa y que la inmovilización responde a una alerta europea que España aplica como miembro comunitario.

La vacuna también ha sido inmovilizada en Italia y Alemania ha ordenado retirarla del mercado.