Público
Público

España lidera el frente contra la pena de muerte

El grupo de trabajo internacional contra la pena capital se constituyó en Madrid bajo la dirección de Mayor Zaragoza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'La pena de muerte no es una pena, es un espanto. Ha de ser abolida'. Con esta afirmación, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiso este jueves manifestar su compromiso contra la pena capital en el mundo.

El palacio de la Moncloa acogió la constitución de la comisión internacional contra la pena de muerte, un grupo de trabajo que tiene como objetivo conseguir, en el año 2015, una moratoria universal por parte de todos los países que aún la mantienen en su ordenamiento jurídico.

Esta primera meta se establece como paso previo a la abolición de la pena capital 'en el mayor número de países posible', una petición que ya hizo Zapatero en 2008 ante la Asamblea General de la ONU.

La comisión está presidida por el ex director general de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, y de ella forman parte diez personalidades internacionales, entre los que se encuentran el demócrata Bill Richardson, gobernador de Nuevo México e impulsor de la derogación de la pena capital en ese estado norteamericano.

Richarson no estuvo en la presentación en Madrid, pero sí lo hicieron otros miembros del grupo de trabajo como Louise Arbour, ex alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Robert Badinter, ex ministro de Justicia francés y artífice de la abolición de la pena de muerte en ese país, o Mohammed Bedjaoui, ex ministro de Asuntos Exteriores de Argelia. También estuvieron presentes en el acto otros integrantes de la comisión como Ruth Dreifuss, Ioanna Kuçuradi y Rodolfo Mattarollo.

En su discurso, el presidente del Gobierno ensalzó la 'independencia' y 'autoridad' de los integrantes de la comisión, a los que se refirió como 'maestros en la defensa de los derechos humanos'.

'La pena de muerte no es una pena, es un espanto. Ha de ser abolida'

Aunque el líder del Ejecutivo aseguró que la comisión contará con el 'respaldo' del Gobierno de España, fuentes diplomáticas precisaron a Europa Press que todavía no hay una aportación económica establecida para apoyar las tareas del grupo de trabajo.

En cualquier caso, el presidente de la comisión, Federico Mayor Zaragoza, explicó que el grupo será operativo y tendrá tres objetivos: la aprobación de la moratoria, la abolición final de la pena capital y la realización de gestiones para evitar ejecuciones en los colectivos más vulnerables de la sociedad.

La ONG Amnistía Internacional (AI) España mostró este jueves su apoyo a la recién creada comisión. Esteban Beltrán, director de la sección española de AI, se mostró esperanzado en que el trabajo de este nuevo grupo continúe el 'camino de la abolición'. Asimismo, manifestó la intención de la organización de reunirse con la comisión para 'contribuir en todo lo posible' y recordó que en el mundo todavía hay 56 países que imponen sentencias de muerte.