Público
Público

"En España tenemos más burkas invisibles"

Del Valle pertenece a la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cristina del Valle lleva 11 años inmersa en la realidad de la mujer árabe, pero no olvida que existe otra, la española, en la que los velos y los burkas son sustituidos por los crímenes machistas. La presidenta de la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género, que ha participado en Sevilla en unas jornadas de la Fundación Tres Culturas sobre mujeres marroquíes, insiste en que no se puede medir con distinto rasero a unas y a otras: 'Las mujeres hablamos lenguajes comunes', sostiene.

¿Qué le parece la ola reguladora del burka?

No tiene sentido regular algo que no es un problema, un símbolo que no tiene nada que ver con el islam, sino con una costumbre cultural que en España no lo usan ni diez mujeres. Es, no obstante, una prenda indefendible, que anula a la mujer y que, además, genera problemas físicos.

¿Tiene autoridad moral este país para prohibir el burka?

No, tenemos más de 4.000 locales donde se abusa, se explota, se trafica con el cuerpo de las mujeres. Por no hablar de las cifras de los asesinatos y de una sociedad que aún, en muchos casos, no tiene una posición clara y firme contra la violencia. Jamás vemos que las calles de este país se llenen de gente denunciando una realidad que le cuesta la vida cada dos días a una mujer. Con esto, el tema del burka se queda en algo ridículo, descontextualizado y poco ético.

'Jamás vemos las calles llenas contra los asesinatos de mujeres'

¿No beneficia esa posición a quienes obligan a la mujer a usar el velo o el burka?

No. Hay gente muy indignada que quiere prohibir el burka y luego no tiene conciencia de que cuando encierran a una mujer en casa, le impiden hablar o la maltratan se le está poniendo también burka. Yo puedo vivir en un país democrático, con mis derechos reconocidos, pero si vivo encerrada, maltratada, están violando mis derechos. En Occidente, en España, tenemos muchos más velos o burkas que no son visibles.

¿Y donde no hay derechos, como en Palestina, cómo vive la mujer?

Este año, en un encuentro en Tel Aviv con mujeres palestinas e israelíes, comprobé que ellas sí son capaces de trabajar juntas. Hay una organización de unas 500 familias con pérdidas de un familiar directo por un lado o por otro, y son gente que habla de reconciliación, de paz. Ellas decidieron desterrar la violencia y el odio para poder trabajar con el lado humano de las otras. Las palestinas son mujeres brillantes, muy activas. Y ahora cada vez va más unida la lucha por un estado independiente a los derechos de las mujeres.

'La solución al conflicto palestino-israelí está en manos de ellas'

¿Tienen entonces las mujeres la solución al conflicto palestino-israelí?

Indiscutiblemente. Ellas son más abiertas, tienen la capacidad histórica de ser negociadoras, lo hemos demostrado en el ámbito de la familia y lo privado. Las mujeres huyen más de protagonizar los resultados y son más partidarias de repartir el liderazgo con tal de que el fin sea positivo.

Con velo o con crucifijo. ¿Son las religiones un lastre para las mujeres?

Más que la religión, es la interpretación que se hace de ella. Pero, desde luego, las religiones son un elemento esclavizador que ha consolidado el papel de sumisión y opresión de las mujeres.