Público
Público

España proyecta el primer hospital virtual de Europa

El edificio de siete plantas, ubicado en Santander, recreará para los médicos residentes todas las experiencias de la práctica clínica mediante pacientes robotizados que se comportan como humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miguel llega por la tarde al hospital con la cara descompuesta por el dolor y es atendido en el mostrador de información. 'Creo que tengo un infarto', dice. Un minuto después, aparece una camilla, justo cuando el paciente se desmaya. 'Hay que reanimarlo', grita la enfermera, mientras la tensión aumenta progresivamente en la unidad.

Esta situación podría ocurrir en cualquier centro hospitalario si no fuera porque Miguel es, en realidad, un avatar robotizado cuya voz en off está programada. Así será, dentro de unos años, la vida diaria en el Hospital Virtual de Valdecilla, en Santander, un edificio de siete plantas que se convertirá en el primer centro virtual exclusivo en toda Europa. Sólo hay otros tres en el mundo: dos en EEUU (Texas y Arizona) y otro más en Tel Aviv (Israel).

Esta iniciativa pionera, consensuada con instructores de la Universidad de Harvard, pretende entrenar a estudiantes de medicina, médicos residentes y todo tipo de profesionales sanitarios en un ámbito lo más realista posible.'Los robots se quejan, adquieren vida propia, emiten signos químicos y enfermedades muy similares a las de los humanos; conseguimos recrear la realidad con la ventaja de que el paciente no sufre', explicaba ayer el futuro director del centro, Ignacio del Moral, en un acto en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander.

La idea es trasladar el sistema de formación que tienen los pilotos mediante los simuladores de vuelo al mundo de la medicina. 'Los pilotos de aviación, los astronautas o los trabajadores de una central nuclear minimizan el riesgo con equipos de alto rendimiento. Esto en medicina no ocurrirá hasta que se generalice este sistema', opina Del Moral.

A pesar de que el director espera que esté listo 'en cuatro años', el proyecto todavía está en sus fases iniciales, según fuentes de la Consejería de Sanidad cántabra.El arquitecto encargado de dar forma al futuro hospital, Luis Castillo, lo especifica: 'Trabajamos en un marco teórico, con planos y esquemas provisionales'. Y recuerda que el estudio de edificación todavía no se ha sacado a concurso ni está dentro de las previsiones de la Consejería de Sanidad. Dicho estudio, según Castillo, está sujeto al Plan General de Ordenación Urbana, paralizado en la actualidad por discrepancias entre el Ayuntamiento de Santander (PP) y el Gobierno regional (PRC-PSOE).

Aunque no hay aún presupuesto asignado, Castillo calcula que la construcción del complejo rondará los 18 millones de euros. Su apariencia intentará recrear con la máxima fidelidad la propia de un hospital. 'Habrá quirófanos, salas de habilidades y laboratorios estructurados en varios departamentos, como en un centro normal', apostilla Del Moral.

El edificio, no obstante, podrá descartar habitáculos y sistemas propios de hospitales al no haber pacientes ni familiares. Desaparecerá, por tanto, el servicio de cocina y cafetería, así como comedores, lavandería o salas de espera. A cambio, contará con un sistema audiovisual 'impresionante', según Castillo, con cámaras de televisión en todas las salas para inspeccionar y evaluar el rendimiento de los residentes, así como un estudio de grabación. 'Será como un Gran hermano profesional', ilustra el arquitecto, que también ha confirmado la creación de aulas para clases teóricas y salas de reuniones para discutir y debatir fallos y aciertos.