Público
Público

España tendrá un registro de contagios de VIH en 2011

El director del Plan sobre el sida anuncia que sólo faltan datos de cuatro autonomías

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España contará en 2011 con su primer registro oficial de nuevas infecciones por VIH, según anunció el director del Plan Nacional sobre Sida, Tomás Hernández. Sólo faltan los datos de Andalucía, Comunitat Valenciana, Murcia y Castilla-La Mancha para completar el mapa español de nuevos diagnósticos.

'Los últimos datos que nos han llegado proceden de la Comunidad de Madrid. Este año también han enviado su información Cantabria y Castilla y León', señaló Hernández, quien achacó el retraso de algunas autonomías a que 'tienen un territorio muy amplio y con mucha población'. También admitió la dificultad que supone 'recabar información de fuentes tan distintas, como hospitales, centros de salud, laboratorios, ONG y centros para la atención a enfermedades sexuales'.

A juicio de Hernández, este 'registro histórico' permitirá tener una radiografía exacta de la situación del VIH y distribuir mejor los recursos. En la actualidad, las estimaciones oficiales se hacen a partir de los datos de las ocho comunidades autónomas que recogen estos datos, y que representan el 50% de la población española. Se calcula que entre 120.000 y 150.000 personas están infectadas por VIH en España. En la Unión Europea, sólo Italia carece de un sistema de este tipo.

El registro ayudará a precisar la magnitud del riesgo de infección de determinados colectivos. Actualmente ya existe otro inventario, obligado por ley, de nuevos diagnósticos de sida para aquellas personas que ya han desarrollado la enfermedad.

La decisión de crear el llamado Sistema de Información sobre Nuevas Infecciones por el VIH la tomó el Ministerio de Sanidad en 1999, pero desde entonces no se ha podido desarrollar por la oposición de algunas ONG de afectados. Diversas asociaciones consideraban que este registro podría vulnerar la confidencialidad de los infectados, pero tanto el Tribunal Supremo como el Tribunal Constitucional han confirmado que estos registros son seguros.