Público
Público

España y Francia difieren sobre la reforma de Schengen

El ministro de Interior, Antonio Camacho, se reunió ayer con su homólogo francés en París para hablar de fronteras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España y Francia todavía no han logrado limar todas las asperezas que ha dejado en la relación bilateral la intentona de Francia de restringir el Tratado de Schengen de libre circulación de personas en la mayoría de la UE. Eso es lo que se desprende de las declaraciones del ministro español de Interior, Antonio Camacho, y su colega francés, Claude Guéant, que se reunieron ayer en París.

Sobre la reforma de Schengen, Guéant intentó mostrar el lado simple de las cosas: 'Se trata de dar cuerpo a las decisiones del Consejo Europeo', afirmó en referencia a la intención francesa de que puedan ser reestablecidos los controles de fronteras a la antigua, en el interior de la UE, en cuanto un Gobierno estime que hay signos de una crisis migratoria.

Guéant, a preguntas de este diario, reconoció que la cuestión había sido abordada durante lareunión, pero no habló de diferencias entre Francia y España. El ministro español, puntualizó: 'Estamos trabajando en encontrar una fórmula que satisfaga las posiciones de España y Francia'.

A su juicio, 'el debate se ha centrado en el levantamiento o no de las fronteras' interiores las que quiere reinstaurar el poder conservador francés, cuando en realidad para Madrid lo importante es, dijo, 'reforzar los medios y el personal para hacer frente a situaciones de riesgo en las fronteras exteriores'.