Público
Público

España y Portugal crean un grupo para luchar de forma conjunta contra ETA

A raíz de los últimos golpes atestados a la banda en suelo luso, Rubalcaba ha asegurado que "se ha desarticulado el grueso de la base logística"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La conclusión final que se extrae de la reunión entre el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y su homónimo portugués, Rui Carlos Pereira, es el nacimiento de un equipo de cooperación 'para luchar conjuntamente contra ETA'.

Así lo anunciaron ambos ministros en la comparecencia que tuvo lugar este jueves en Oeiras, Portugal. Rubalcaba calificó de 'excelente' el nivel de cooperación entre las fuerzas de seguridad españolas y portuguesas.

Rui Carlos Pereira explicó que el gobierno portugués tenía indicios de que ETA desarrollaba algún tipo de actividad en suelo luso, pero nunca la certeza exacta de que estuviesen pensando en montar una base logística.

'Teníamos el precedente de Durango, del coche de Salamanca... Sabíamos que la banda se movía por Portugal', añadió Rubalcaba, 'pero, sin duda alguna, la génesis del asunto la encontramos en los acontecimientos de Zamora'. En un control cercano a la frontera zamorana, una pareja de guardias civiles pararon a una furgoneta sospechosa el pasado 10 de enero. Mientras estaban revisándola, el conductor se hizo con el coche policial y huyó a Portugal. La furgoneta llevaba abundante material electrónico, indispensable en la elaboración de explosivos. La policía se pone en contacto con su homónima portuguesa y, horas después, localizan al etarra huido y a la conductora de la 'lanzadera' , que consiguió eludir el control. Cuando los terroristas transportan material, llevan delante un coche vacío que les avisa de la existencia de controles policiales y que recibe el nombre de 'lanzadera'.

El razonamiento, en palabras de Rubalcaba, era sencillo: 'Si ETA pretendía meter mucho material electrónico en Portugal era o bien porque tenía ya los explosivos en el país vecino, o bien porque pretendía meterlos después'. Y, efectivamente, la banda ya había conseguido introducirlos. Gracias a estas detenciones, se logró dar con el chalé de Obidos, en donde se guardaban 1.500 kilos de explosivos, 300 de los cuales estaban ya listos para ser utilizados.

'Si querían meter material electrónico era porque, o ya tenían allí los explosivos, o los iban a introducir'

'Se ha conseguido desarticular, al menos, el grueso de la base logística', afirmó el titular de Interior de España, 'aunque no descartamos que quede algún piso o algún militante todavía por allí'. Quiso recalcar también que, de igual manera que ocurre en Francia, 'las bombas no las iban a poner en Portugal: simplemente trabajarían allí para luego hacerlas estallar en España'.

Rubalcaba señaló que esta estrategia de diversifiación logística responde a la mala situación que atraviesan los etarras en Francia: 'Hace dos días, la policía española detuvo a un etarra que viajaba en un tren con dirección París-Barcelona y que tenía la pretensión de instalarse en Catalunya, con el fin de montar una base nueva'. 

El ministro de Interior portugués terminó recalcando la intención de continuar trabajando intensamente a través de la cooperación, del intercambio de experiencias y de informaciones.