Público
Público

Los españoles prefieren pagar mas impuestos a los recortes sociales

Crece la inquietud ante la situación económica con el Gobierno de Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los españoles creen que aún no ha pasado lo peor de la crisis, de la que culpan fundamentalmente a los bancos, y prefieren pagar más impuestos siempre y cuando no se acometan más recortes sociales. Rajoy no es la salvación: pese a que cae la inquietud ante el paro, los ciudadanos creen que el presidente del Gobierno no va a traer, per se, la recuperación económica.

La preocupación de los ciudadanos por el paro ha bajado en diciembre a raíz de la victoria electoral de Mariano Rajoy, pero se ha agravado la percepción sobre la situación económica: un 87,2% la ve mala o muy mala. Sólo un 0,9% considera que es 'bueno o muy bueno', mientras que el 11,5% cree que es 'regular' (Barómeto, en PDF).

No hay demasiado optimismo en que mejore, pues el 36% vaticina que dentro de un año la situación del país seguirá igual, frente al 32,9% que considera que será peor y el 18,4% que opina que mejorará.

Para salir de la crisis, la mayoría de los españoles (52,4%) se decanta por invertir en obras púbicas y servicios sociales, aunque haya que aumentar los impuestos, en tanto que el 23,2% ve prioritario reducir el déficit o la deuda pública, aunque eso pueda generar más desempleo.

Los españoles sitúan a los bancos como los primeros responsables de la crisis económica española, por delante de la situación económica internacional, el Banco de España o el Gobierno, en tanto que colocan a los gobiernos de las comunidades autónomas en el séptimo lugar.

En el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas de diciembre, realizado del 1 al 12 del pasado mes, la sanidad se consolida como el cuarto problema de los ciudadanos, toda vez que dicen que le preocupa el 9,3% de los encuestados, lo que equivale a un aumento de 1,6 puntos respecto al estudio del mes anterior.

El paro se mantiene como mayor preocupación,

El paro se mantiene como mayor preocupación, y así lo señala un 82,1% de los españoles, pero este porcentaje es inferior a lo que muestra el barómetro de noviembre, cuando un 83% situaba el paro como su preocupación mayor.

En el segundo lugar de los problemas de los ciudadanos aparecen los de índole económico, que suben respecto a noviembre en 2,2 puntos, del 48,2 al 50,4%.

La clase política no es tan preocupante para los ciudadanos si se compara con el barómetro anterior, ya que en este caso lo mencionan el 19,7% de los encuestados.

Menor preocupación causan la inmigración (7,6%), la educación (7,2%), la vivienda (6%), la corrupción y el fraude (6%), la inseguridad ciudadana (5,6%) y los problemas de índole social (5,2%).

El terrorismo de ETA preocupa cada vez a menos españoles, a juzgar por el 2% que considera que la banda terrorista es el principal problema que existe actualmente en España, frente al 3,7% que opinaban así en noviembre.