Público
Público

A la espera de un gesto de Batasuna

Asumirá el daño causado por toda violencia, incluida la de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La izquierda abertzale tiene a punto los principios de la declaración que hará pública próximamente para reconocer el daño causado a todas las víctimas, también las de ETA, durante los últimos 50 años.

El reconocimiento del daño causado es el último paso trascendental que le falta por dar a la izquierda abertzale en el camino emprendido, en 2009, de alejamiento de la violencia. La declaración constituirá en sí misma el gesto definitivo que avale su proyecto político por vías exclusivamente democráticas, dentro del nuevo escenario abierto en Euskadi tras el 'cese definitivo de la actividad armada' anunciado por ETA el 20 de octubre. Precisamente, el esperado comunicado de la banda ha disparado esta semana las interpelaciones a la antigua Batasuna desde el Gobierno vasco, el PSOE, el PP y el PNV para que reconozca el daño causado por la violencia de ETA. La incógnita es cuándo se producirá ese gesto y cuál será la literalidad de la declaración, pues ya casi nadie duda en Euskadi de que la izquierda abertzale dará el paso exigido para el reconocimiento de las víctimas.

Es un compromiso fijado en el Acuerdo de Gernika y la Declaración de Aiete

Se trata, al fin y al cabo, de un compromiso que asumió primero en el Acuerdo de Gernika, suscrito el 25 de septiembre de 2010, como hoja de ruta para lanzar un proceso de paz y normalización política: 'Necesidad de un reconocimiento, reconciliación y reparación de todas las víctimas, originadas por el conflicto político y la realidad de las múltiples violencias'. Y este compromiso está recogido también en la Declaración de Aiete de la Conferencia Internacional de Paz de Donostia, cuyas resoluciones ha hecho suyas la izquierda abertzale. En el tercero de los cinco puntos, se insta a 'adoptar pasos profundos para avanzar en la reconciliación, reconocer, compensar y asistir a todas las víctimas, reconocer el dolor causado y ayudar a sanar las heridas personales y sociales'.

Sobre estos principios, se basará, pues, la declaración que realizará próximamente la izquierda abertzale. Así se lo ha sugerido al PNV y también al lehendakari, Patxi López, en sendas reuniones mantenidas esta última semana dentro del nuevo clima abierto por el 'cese definitivo' de ETA. Al término de la primera cita, Haxier Arraiz, que integró la delegación que acudió a Sabin Etxea junto a Rufi Etxeberria, Joseba Permach y Marije Fullaondo, manifestó sobre el próximo gesto con las víctimas: 'Hemos dicho que en la izquierda abertzale lo hemos trabajado y lo tenemos trabajado. No tenemos ningún tipo de preocupación para abordarlo, porque, como dice el Acuerdo de Gernika, la izquierda abertzale tiene asumido el reconocimiento de todas las víctimas. Nos parece importante que todas las partes hagan el reconocimiento de todas las víctimas'.

'Sufrientes económicos'

Quiere reconocer a las víctimas de ETA y la violencia de motivación política

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, que al término de la reunión dijo 'mirar con esperanza al futuro' sobre la declaración que pueda hacer la izquierda abertzale, le volvió a apremiar ayer en un acto en Vitoria: 'Además de las víctimas directas del terror, la izquierda abertzale tiene que reconocer también que hoy hay miles de víctimas de su sinrazón, miles de sufrientes económicos anónimos en Euskadi que son también víctimas de la persistencia de la violencia durante años'.

En la reunión el viernes con el lehendakari, Patxi López, dentro de la ronda de contactos con partidos y agentes tras el fin de ETA, Rufi Etxeberria también dejó clara su posición sobre la necesidad de realizar un análisis 'conjunto' que no se limite a las 829 víctimas mortales de ETA, sino que abarque a las 'más de 1.200' personas muertas los últimos 50 años por la acción, aparte de ETA, de otras organizaciones como el GAL el Batallón Vasco Español, grupos fascistas y parapoliciales, así como en intervenciones de las Fuerzas de Seguridad. 'Cada parte debe asumir que ha generado un mal y ante el mismo se tiene que pronunciar y reconocer', defendió.

Se ha fijado en el camino seguido para la reconciliación en Irlanda del Norte

La izquierda abertzale piensa en hacer público un documento en el que se reconocerán a todas las víctimas de la violencia, incluidas las de ETA. Y desea además hacerlo sola, sin rodearse del resto de firmantes del Acuerdo de Gernika, como EA, Aralar o Alternatiba, cuyas trayectorias políticas y posicionamientos ante el uso de la violencia durante todos estos años han diferido claramente respecto al mantenido por la antigua Batasuna.

Más allá del pronunciamiento que realice próximamente la izquierda abertzale, el 'cese definitivo' de ETA da lugar a la apertura de un escenario en Euskadi que plantea el reto de lograr la reconciliación y la convivencia. Las distintas fuerzas políticas, salvo el PP vasco y UPyD, ven con buenos ojos el trabajo que está realizando, para el reconocimiento de todas las víctimas, la ponencia constituida, el pasado julio, sobre la situación de las víctimas de motivación política. Se trata, en concreto, de las personas que sufrieron violaciones de derechos humanos por las Fuerzas de Seguridad o grupos de extrema derecha. La mayoría de los casos se remontan a la dictadura y a los años ochenta.

Otra referencia que se sigue es el proceso seguido en Irlanda del Norte para el reconocimiento de todas las víctimas. La red ciudadana Lokarri, una de las entidades que organizaron la Conferencia Internacional de Paz de Donostia, prepara ahora un viaje a Irlanda del Norte, subvencionado por el Gobierno vasco con 3.000 euros, para conocer su experiencia en materia de reconciliación tras años de conflicto. La paz se selló en 1998 con el Acuerdo de Viernes Santo. Las juventudes de los partidos del País Vasco y Navarra viajarán a la isla, donde se celebrarán encuentros, entre otros, con víctimas de la violencia en Irlanda del Norte y entidades que trabajan allí por la reconciliación.