Público
Público

Espinosa anuncia ayudas para Asturias tras las inundaciones

La ministra de Medio Ambiente visita Arriondas y señala que los daños son "imposibles de cuantificar" de momento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha anunciado en Arriondas que el próximo Consejo de Ministros aprobará ayudas para las inundaciones de los últimos días en Asturias que han causados daños 'imposibles de cuantificar' en este momento.

Espinosa ha visitado junto al presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, la localidad de Arriondas, la más afectada de toda Asturias por los desbordamientos provocados durante las intensas precipitaciones que se vienen produciendo desde el pasado jueves.

La ministra ha garantizado que el Gobierno habilitará más medios, incluidos 40 operarios de la empresa pública TRAGSA, 'para que esto vuelva a ser un pueblo como era hace no muchas horas', y ha incidido en la imposibilidad de prever una crecida del caudal de tanto volumen como el que este miercoles desbordó los ríos Sella y Piloña, que anegaron buena parte del casco urbano de Arrionas.

Arriondas, la localidad asturiana más afectada 

'Muchas veces, cuando desde las administraciones denegamos alguna licencia de obras, la gente no nos entiende y es porque sabemos que puede tener efectos negativos o que se trata de zonas inundables y es mejor prevenir', ha indicado la ministra.

A su juicio, en décadas anteriores 'no se disponía de la informción ni de la planificación hidrológica actual', lo que permitió desarrollar urbanísticamente espacios que, como la zona más afectada en Arriondas, están catalogados ahora como inundables por la Confedración Hidrográfica del Cantábrico.

174 personas tuvieron que ser rescatadas por los servicios de emergencia

Además, Espinosa rechaza la posibilidad de que la gestión de los embalses agravara las inundaciones. 'Los embalses no han tenido ninguna incidencia en lo que aquí ha sucedido', ha apuntado Espinosa, tras incidir en el espectacular incremento del caudal de los ríos asturianos a lo largo de la jornada a consecencia de la intensidad de las lluvias registradas.

No obstante, para Areces el hecho de disponer de mecanismos de planificación y de haber acometido obras de encauzamiento o haber realizado inversiones como la escollera construida en el río Sella ha impedido que unas inundaciones como las registradas ayer 'no se hayan convertido en un drama'.

La ministra ha trasladado su ánimo a los vecinos afectados por las inundaciones y se ha felicitado de que, por encima de desgracias materiales, se haya evitado que se repitiera lo ocurrido el pasado viernes en Vegadeo, donde una mujer falleció arrastrada por la riada y su esposo sigue siendo buscado por los equipos de rescate.

Una parte de las ayudas se destinará a infraestructuras y otra a daños en las viviendas

Respecto a las ayudas que aprobará el Gobierno, Espinosa ha indicado que una parte se destinará a restituir las infraestructuras dañadas y otra a conceder subvenciones para las situaciones de emergencia relacionadas con daños en viviendas particulares y pérdida de enseres y el montante global se definirá en función de las solicitudes que se presenten.

Areces ha agradecido, por su parte, el comportamiento ciudadano 'responsable y ordenado' y la solidaridad mostrada por los vecinos de las distintas localidades para ayudar al realojo de los que han tenido que abandonar sus viviendas, una parte de los cuales han sido enviados a establecimientos hoteleros de las comarcas afectadas.

A su juicio, la previsión meteorológica permite esperar que en los próximos días se alcance 'una situación de normalidad' en toda Asturias cuya oferta turística de cara al verano, ha dicho, 'no tiene por qué resentirse'.

El presidente asturiano ha indicado también que 11 carreteras de la red autonómica siguen cortadas, unas 300 pequeñas depuradoras se han visto afectadas por las riadas y 174 personas tuvieron que ser rescatadas ayer por medios mecánicos durante una jornada en la que se produjeron además centenares de desalojos.

En el Hospital del Oriente y en el Centro de Salud de Arriondas, cuyas plantas bajas quedaron inundadas ayer por el brusco desbordamento de los ríos Sella y Piloña, la situación tiende también a normalizarse tras restablecerse el fluido eléctrico, aunque siguen teniendo problemas con el suministro de agua.