Público
Público

Esquerra abre formalmente las puertas a un pacto con CiU

Puigcercós lo vincula a que Mas dé «pasos adelante», pero este no se fía de sus "guiños"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

ERC da por hecho que no habrá tercer Tripartito. Y, por lo tanto, que José Montilla no será president. Pero ello no es óbice para que aspire a seguir condicionando la política catalana. De ahí que los republicanos se ofrezcan a CiU y a Artur Mas como socios de Govern. Afirman que no lo hacen porque renieguen del camino recorrido con el resto de la izquierda catalana desde 2003 sino porque creen que los nacionalistas ganarán y que tendrán dos opciones: pactar con ellos o hacerlo con el PP.

Es lo que dio a entender ayer su presidente, Joan Puigcercós, en una conferencia en Madrid. El republicano abrió la puerta a una entente entre CiU y ERC siempre y cuando 'Mas esté dispuesto a dar pasos adelante' en materia de autogobierno. El candidato se refería de esta forma a su propuesta de consulta soberanista, a la que ERC condiciona cualquier alianza estable después de las elecciones de noviembre.

En campaña, la táctica pasará por pedir a los electores que les den 'fuerza' para asegurar que Mas opte por ellos y no por el PP y anclar así a CiU a unas posiciones soberanistas con las que ya ha amagado en su apuesta por el derecho a decidir, que por ahora está limitada al concierto económico o infraestructuras.

La oferta de Puigcercós fue acogida con frialdad por CiU. El propio Mas evitó cerrar la puerta a entenderse con Esquerra pero se mostró escéptico con los 'guiños equidistantes' de ERC. Los nacionalistas aspiran a gobernar en solitario o a que, a cambio de un aliado en las Cortes, el PSC y el PSOE o el PP le faciliten la gobernabilidad. ICV criticó a ERC por acercarse 'a los que recortan derechos sociales' y Ciudadanos advirtió contra un 'bloque ultranacionalista'.