Público
Público

"Este presidente es un delincuente"

Cientos de personas protestan en Génova tras desvelarse las cuentas secretas de Bárcenas, que reflejan cómo se repartía el dinero negro la cúpula del Partido Popular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'¿Pero no os dais cuenta de que nos están robando?', le pregunta, entre lágrimas, una manifestante a los policías que la invitan a dejar atrás la protesta convocada ante al cuartel general del Partido Popular en Madrid. La estrategia de las fuerzas de seguridad es clara: embolsar a los congregados frente a Génova 13 y lograr así dividir el grupo principal para, posteriormente, ir sacando a cuentagotas a los ciudadanos hasta dejar el pequeño nucleo de protesta completamente aislado.

La concentración había sido fijada, a través de las redes sociales, para las ocho de la tarde. Media hora antes, el tráfico en la arteria donde se asienta la sede del PP era fluido y los manifestantes, apostados en la acera de enfrente, apenas eran unas decenas. La policía se encargó enseguida de cortar los accesos a Génova y las calles adyacentes fueron bloqueadas, lo que obligó a la gente a sumarse a los grupos que protestaban en las plazas de Alonso Martínez y de Colón, situadas en los extremos de la calle (fotogalería).

Algunas de las frases coreadas remitían al 15-M ('Le llaman democracia y no lo es'), pero otras ('El PP una mafia es') eran específicas de la jornada. A primera hora de ayer, se había difundido en la prensa cómo se repartían supuestamente el dinero negro los líderes del Partido Popular al revelarse las cuentas secretas del extesorero Luis Bárcenas, que señalan pagos a Cospedal, Acebes, Rato, Cascos, Arenas y al propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. 'Un gran escándalo', declaran al unísono Marta y Soraya, dos jóvenes que se han acercado hasta aquí para mostrar su rabia por la contabilidad B de la formación conservadora.

Pero un escándalo, matizan, que en su opinión ha sido 'eclipsado' por otras desvergüenzas recientes. 'La gente ha perdido la capacidad de sorpresa ante la corrupción', cree Soraya, que junto a su amiga reconoce haber participado activamente en las protestas de la Puerta del Sol. 'Hemos asumido que la política va asociada a ella, lo que ha generado desconfianza hacia los políticos', concluye.

Las pancartas insisten en los mismos mensajes que corean los ciudadanos: 'Esta es la marca España', 'Partido Popular, estafa nacional', 'Así está España con tanta alimaña', 'Este presidente es un delincuente' o 'La Cospedal, a Soto del Real', en referencia a la secretaria general del PP, quien dio la cara en rueda de prensa para anunciar que la contabilidad 'es transparente'. María Dolores de Cospedal también habría supuestamente recibido sobresueldos.

'Pese a la indignación que refleja el pueblo, la Justicia no hace nada', se queja una señora. ¿Su nombre? 'Soy una indignada más', responde con firmeza. 'Esto no puede seguir así. Hemos llegado hasta aquí por culpa del dinero que los gobiernos de turno han robado. Son responsables de la crisis', insiste. A pocos metros, en un banco de la plaza de Santa Bárbara, un cartel abandonado que reza: 'Respetar [sic] España'.

Marisa, en cambio, no tiene reparos en decir cómo se llama. Ni a qué se dedicaba: corredora de bolsa. Eso, según ella, durante los treinta años que vivió en Estados Unidos. 'Luego me vine a este país a caer en la miseria'. Asegura que lleva tres inviernos en el paro y que el 7 de febrero la desahucian. 'Te lo dice una mujer de 62 años'.

Los manifestantes son, en su mayoría, jóvenes, pero también hay jubilados y algún niño con sus padres. Centenares de personas blanden pancartas frente a la policía. Muchas rezan 'Basta' y 'Dimisión', algo que, a lo largo del día, no se produjo. Los gritos van y vienen, pero da la impresión de que allá abajo, en el edificio de la gaviota, donde el sábado se reunirá el Comité Ejecutivo, nadie los escucha. Sin embargo, el clamor de la calle no cesa: '¡A por los sobres, venimos a por los sobres, a por los soooobres!'.

- Así lo contamos en directo desde Génova.

DISPLAY CONNECTORS, SL.