Público
Público

Los estudiantes critican la reforma "franquista y clasista" de Wert

El Sindicato de Estudiantes sostiene que la ley orgánica de mejora de la calidad educativa pretende "expulsar lo antes posible de la escuela pública a los hijos de los trabajadores"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Sindicato de Estudiantes ha calificado el anteproyecto de la Ley de Reforma de la Calidad Educativa (LOCME), aprobado el viernes por el Gobierno, de 'agresión contra las conquistas sociales' que devuelve la educación 'al modelo clasista y autoritario del franquismo'. En un documento de análisis elaborado por el sindicato, los estudiantes sostienen que lo que persigue el PP con esta reforma es 'expulsar lo antes posible de la escuela pública a los hijos de los trabajadores' y 'buscar nuevas trabas para limitar al máximo el número de estudiantes que puedan acceder a una educación superior'.

Los estudiantes entienden además que la nueva reválida en 4º de ESO 'es una prueba selectiva de gran calado que se convertirá en una palanca poderosa para expulsar del sistema educativo reglado a decenas de miles de estudiantes'.

El Gobierno también dio luz verde el viernes al Real Decreto que sienta las bases de la introducción en España de la formación dual. Se trata de un sistema que tiene como objetivo primar la formación práctica frente a la académica en el ámbito empresarial. Tal y como se lleva a cabo en otros países, gracias a este tipo de prácticas, durante el aprendizaje los alumnos reciben una remuneración que ronda los 400 euros al mes y la mayoría obtiene su primer empleo en esa compañía. Para los estudiantes, este modelo es 'una bonita forma de encubrir un alargamiento de la duración de las prácticas en beneficio de los empresarios y en detrimento de la formación que los estudiantes deberían recibir en los centros de estudio'.

Además, los estudiantes critican que el Ministerio de Educación blinde la financiación pública para los centros que segregan a sus alumnos por razón de sexo, a pesar de dos sentencias del Tribunal Supremo en sentido contrario. Ello permite, dicen los estudiantes, que 'sigan desviándose millones de euros a los centros privado-concertados y a las congregaciones religiosas más sectarias'. 'La contrarreforma educativa del PP', insisten en su análisis, 'persigue agudizar la diferenciación social también en la educación'.

Para defender una 'enseñanza pública, gratuita, democrática y laica', el sindicato pide al Gobierno que elimine la reválida en 2º de Bachillerato porque 'todos los estudiantes que hayan aprobado el Bachillerato tiene derecho a una plaza universitaria', 'la supresión inmediata de las tasas de 360 y 250 euros que la derecha ha impuesto a la FP en Catalunya y Madrid, y la retirada de los conciertos económicos a los colegios segregadores, entre otras medidas. 

Los próximos días 16, 17 y 18 de octubre, los estudiantes han convocado una huelga general contra la 'contrarreforma franquista' de Wert.

El Sindicato de Estudiantes ha solicitado la dimisión de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, a la responsabiliza de las 'brutales' cargas policiales en las manifestaciones celebradas este martes en los alrededores del Congreso de los Diputados, que se han saldado con la detención de 35 personas y la atención a 65 heridos. El secretario general del Sindicato de Estudiantes, Thoil Delgado, ha denunciado la 'brutalidad' y la 'infiltración' policial en las protestas convocadas para pedir la dimisión del Gobierno. Delgado ha manifestado su 'solidaridad' con los heridos y ha exigido la puesta en libertad 'inmediata y sin cargos' de las personas que permanecen detenidas. Asimismo, ha señalado que el Gobierno del PP 'no tiene legitimidad' para poner en marcha unos 'recortes brutales que no tienen precedentes'.