Publicado:  15.10.2012 19:18 | Actualizado:  15.10.2012 19:18

"Los estudiantes no tienen derecho a huelga", según el Gobierno de Cospedal

El consejero de Educación de Castilla La-Mancha pide a los directores de los centros que "no engañen a los alumnos". Los convocantes de los paros de esta semana le acusan de "boicot"

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Castilla-La Mancha, cuyo titular es Marcial Marín, ha pedido a los directores de los centros escolares de la región que "no engañen" a los alumnos asegurándoles que tienen derecho a huelga porque en realidad "no lo tienen", ya que para tenerlo "hay que tener una vinculación laboral con una empresa o una Administración, y los alumnos no la tienen". El Sindicato de Estudiantes (SE), convocante de la huelga estatal de 72 horas que tendrá lugar desde mañana y hasta el jueves, ha respondido asegurando que el Gobierno de María Dolores de Cospedal está tratando de "boicotear" sus protestas. 

Por su parte, Marín también ha aseverado, momentos antes de presentar el Plan Estratégico de la Actividad Física y el Deporte, que "está garantizado que todos los profesores van a estar en su puesto de trabajo" en los próximos días. Asimismo, el consejero se ha dirigido a los padres pidiéndoles "tranquilidad" porque durante los tres días que dure la huelga "habrá normalidad educativa y los centros estarán al 100% operativos".

Además, Marín ha resaltado que "no hay un frente común" detrás de esta convocatoria, ya que "hay asociaciones de estudiantes representativas que no han suscrito a favor de estas concentraciones". No obstante, el titular de Educación manchego ha obviado que a la convocatoria de los próximos paros también se ha unido la principal Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), que agrupa a casi 3 millones de familias, según ha explicado hoy su presidente, Jesús María Sánchez. 

Marín asegura que para tener derecho a huelga "hay que tener una vinculación laboral con una empresa

Por otro lado, el Sindicato de Estudiantes ha asegurado que el departamento de Marín ha enviado una carta a los directores de las escuelas instándoles a "tomar las medidas necesarias para el normal desarrollo de las actividades lectivas" en los próximos días. 

En nota de prensa, el sindicado ha condenado el gesto de la Consejería, asegurando que se trata de "un intento desesperado de intentar acallar las protestas de los estudiantes", pues desde la Consejería creen que estas acciones se traducen en "mero absentismo escolar".

"Este escrito [cuya veracidad ha sido confirmada por la Consejería de Educación a Europa Press]  ha confirmado es una nueva demostración de cómo el PP, ante la falta de argumentos para justificar que se recorta en educación, intenta -a través de la represión- coartar nuestros derechos", denuncian. 

De igual modo, alegan que los estudiantes tienen reconocido el derecho en el artículo 8 de la Ley 8/1985 Reguladora del Derecho a la Educación. "En los términos que establezcan las Administraciones educativas, las decisiones colectivas que adopten los alumnos, a partir del tercer curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), con respecto a la asistencia a clase no tendrán la consideración de faltas de conducta ni serán objeto de sanción, cuando éstas hayan sido resultado del ejercicio del derecho de reunión y sean comunicadas previamente a la dirección del centro", reza la normativa.

"Se trata de un intento desesperado de intentar acallar nuestras protestas", opinan los estudiantes  "En este artículo queda meridianamente claro que somos los estudiantes y no los padres los que tenemos el derecho a faltar a clase, es decir a hacer huelga", defienden los estudiantes.

Es por ello que desde el Sindicato de Estudiantes han exigido la dimisión "inmediata" del director General de Recursos Humanos y Programación Educativa, José Jaime Alonso, firmante del escrito y del consejero de Educación.

Por su parte, desde la Consejería de Educación se escudan en que no han recibido quejas de los directores a los que han enviado la polémica carta. En el escrito, el departamento de Marín alega lo mismo que hoy ha repetido el consejero: "Puesto que los alumnos de ESO y Bachillerato no son sujetos de relación laboral alguna, y muchos de ellos son menores de edad, le hago saber la necesidad de que se tomen las medidas para que el normal desarrollo de las actividades lectivas de su centro se vea afectado lo menos posible", expone el documento, que se acompaña de una autorización que los padres deben firmar en caso de que autoricen la no asistencia de sus hijos menores de edad a clase.

PUBLICIDAD

Comentarios