Público
Público

ETA anuncia el cese de sus "acciones armadas"

La banda omite en su mensaje el término "alto el fuego permanente y verificable" de los mediadores internacionales. La izquierda abertzale dice que la tregua es "unilateral e indefinida"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

ETA anunció ayer el cese de 'sus acciones armadas' como paso previo a la apertura de un eventual proceso de diálogo que conduzca al final de la violencia y a la resolución del 'conflicto político'.

La banda transmitió su decisión en un vídeo enviado primero a la BBC y después al diario Gara junto a un comunicado de dos páginas, escrito en euskera. El anuncio de ETA, que cometió su último atentado mortal en julio de 2009 contra dos guardias civiles en Mallorca [la muerte de un agente francés en marzo de este año se produjo en un encuentro fortuito], representa, al menos parcialmente, la respuesta esperada, desde hace seis meses, por los mediadores internacionales firmantes de la declaración de Bruselas y por la izquierda abertzale.

ETA rechazó en enero la posibilidad de anunciar un alto el fuego

ETA ha utilizado en su mensaje un lenguaje distinto al de otros anuncios de cese de atentados realizados a lo largo de los años. No ha usado el término tregua, ni tampoco habla textualmente de 'un alto el fuego permanente y completamente verificable', como señalaba la petición de los mediadores internacionales y el último documento de la izquierda abertzale y EA, conocido esta misma semana. Esta vez, la banda señala que 'hace algunos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas'.

Las primeras concreciones al mensaje llegaron de la izquierda abertzale. En una valoración de 'urgencia' en San Sebastián, calificó la tregua anunciada por ETA de 'unilateral, indefinida y no condicionada'. Y agregó: 'Tiene un valor incuestionable para la instauración de la paz y la consolidación de un proceso democrático'.

Aceptó analizar la idea de una tregua tras la declaración de Bruselas en marzo

En esta nueva declaración, ETA parte de la conclusión de que 'la lucha de años ha sembrado nuevas condiciones políticas. Agotado el marco autonómico, al pueblo vasco le ha llegado la hora de realizar el cambio político'. Y sobre ese diagnóstico, aprovecha el comunicado para enviar sendos mensajes al Gobierno español [no alude al Ejecutivo francés], a la comunidad internacional, a los partidos y sindicatos vascos, así como a la propia ciudadanía vasca.

Así, tras reafirmar su 'compromiso' para mediante el 'diálogo y la negociación' llegar a una 'solución democrática', hace un emplazamiento al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero. 'Si el Gobierno de España tiene voluntad dice, ETA está dispuesta, hoy igual que ayer, para acordar los mínimos democráticos necesarios para emprender el proceso democrático'. El fin de la banda es llegar a un acuerdo que garantice que los ciudadanos vascos puedan 'decidir' su futuro. A la comunidad internacional, por su parte, la insta a 'tomar parte en la articulación de una solución duradera' al 'secular conflicto vasco'.

ETA también apunta que en esta nueva fase los agentes políticos, sindicales y sociales vascos, así como la ciudadanía en su conjunto, deben jugar un papel relevante. En su caso, les pide que den 'pasos firmes' para la 'articulación del proyecto independentista', favorecer la apertura de un 'proceso democrático' [de diálogo], responder a 'la represión' y defender 'los derechos civiles y políticos'. Uno de esos 'derechos', aunque no lo cita, sería el retorno de la izquierda abertzale a las instituciones.

Batasuna ve en la respuesta de ETA ahora 'un valor incuestionable'

El anuncio de ETA del cese de sus 'acciones armadas ofensivas', más allá del recorrido que pueda tener los próximos meses, supone la apertura de un nuevo escenario tras meses de espera, y tiene además un especial significado para la izquierda abertzale. No en vano, se trata del primer alto el fuego anunciado por la banda armada, a lo largo de su historia, después de que las bases de la ilegalizada Batasuna hayan respaldado, precisamente, en su debate interno seguir una estrategia por 'medios exclusivamente políticos y democráticos'; es decir, sin violencia.

Cabe recordar que en su resolución final, Zutik Euskal Herria (Euskal Herria en pie), aprobada el pasado febrero, la izquierda abertzale se comprometió con los principios de Mitchell [aplicados en Irlanda del Norte] y con el desarrollo de una nueva estrategia basada 'exclusivamente en la lucha de masas, institucional e ideológica'.

Se da la circunstancia de que tan sólo un mes antes, el pasado 17 de enero, ETA había asumido en un comunicado el planteamiento de la ilegalizada Batasuna para lanzar un nuevo 'proceso democrático', pero descartaba por entonces una tregua. 'Un alto el fuego de ETA no trae como consecuencia que haya un proceso democrático', arguyó.

Cree que ya es 'irreversible la apertura de una nueva fase política'

Cuando el 29 de marzo, el mediador sudafricano Brian Currin presentó en Bruselas la declaración firmada por cuatro premios Nobel de la Paz, entre otras personalidades, para pedir a ETA un 'alto el fuego permanente y completamente verificable', y al Gobierno de Zapatero que respondiera 'debidamente', Batasuna apoyó ese texto de inmediato. Al día siguiente, el 30 de marzo, dijo: 'La izquierda abertzale valora de forma positiva y en toda su dimensión la declaración'. La primera respuesta de ETA llegó poco después, el 4 de abril, en el Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca). Pero, entonces, sólo se comprometió a responder a los agentes internacionales 'en próximas reflexiones'.

La 'reflexión', pues, llegó ayer por la mañana en forma de vídeo y comunicado. Por la tarde, los miembros de la izquierda abertzale Txelui Moreno, Tasio Erkizia, Agurne Barroso y Mariné Pueyo presentaron en San Sebastián una 'valoración de urgencia' en una comparecencia sin turno de preguntas. Para ello, convocarán otra esta semana.

En su avance, consideraron que la declaración de ETA representa una 'aportación de valor incuestionable' para la paz y 'la consolidación de un proceso democrático como marco imprescindible para abordar espacios de diálogo y negociación hacia la resolución definitiva del conflicto'.

A su juicio, este anuncio, junto con 'las conclusiones inequívocas adoptadas de forma soberana por las bases de la izquierda abertzale', plasmadas en el documento Zutik Euskal Herria, 'hacen irreversible la apertura de una nueva fase política en Euskal Herria'.

Txelui Moreno subrayó el valor también de la citada declaración de Bruselas, suscrita por personalidades internacionales: 'Es una referencia ineludible para asentar de forma definitiva e irreversible el camino hacia un escenario de soluciones políticas por vías pacíficas y democráticas'.

Por otra parte, las Fuerzas de Seguridad dudan ahora sobre quién es el líder de ETA. En el vídeo, una mujer fue la encargada de leer el comunicado, junto a otras dos personas encapuchadas y sentadas junto a una ikurriña, la bandera navarra y el Arrano Beltza.