Público
Público

ETA fija como objetivos el desarme y la "vuelta a casa" de los presos

En una entrevista en 'Gara', dos portavoces de la banda niegan reuniones directas con el Gobierno, aunque hablan de "conocimiento mutuo" con el PP al corriente. Destacan el cambio de discurso de Mariano Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A poco más de una semana para que se celebren las elecciones generales, la organización terrorista ETA ha salido al paso para mostrar su opinión sobre el futuro político de Euskadi y un proceso negociador que debería iniciarse, a su juicio, tras haber anunciado el 'cese definitivo de su actividad armada'. Lo han hecho dos portavoces de la banda a través de una entrevista publicada en el diario Gara, que firma su director, Iñaki Soto, y ocupa quince páginas del medio (aquí se puede ver la portada).

Los representantes de la organización, tal como ya escribió la banda en su último comunicado (aquí se puede leer), precisan que lo que toca ahora es 'emprender conversaciones directas entre ETA y los estados español y francés', en las que, en su opinión, deben participar observadores internacionales que garanticen el cumplimiento de los 'acuerdos'.

Pese a que en el comunicado publicado hace tres semanas la banda habló de 'cese definitivo' sin condiciones, en la entrevista se refieren más de una vez a un proceso negociador, en el que ya han confirmado que no participará ETA —'la que represente en esa mesa [negociadora] a la izquierda abertzale en su conjunto será la unidad popular'—. Consideran que hay 'tres temas principales' en la que ellos llaman 'agenda negociadora: la vuelta a casa de todos los presos y exiliados políticos vascos, la inutilización de las armas de ETA y la desmilitarización de Euskal Herria'.

Esa 'inutilización de las armas de ETA' hace referencia al desarme, una de las principales peticiones de los sectores políticos de derechas y determinadas asociaciones de víctimas tras el 'cese definitivo'. 'La cuestión de las armas está incluida en la agenda de la negociación entre ETA y el Estado, y estamos dispuestos a hablar de ello y también a adoptar compromisos, en la lógica de la solución de todas las consecuencias del conflicto'.

No imaginan el final de la 'confrontación armada' sin la 'desmilitarización de Euskal Herria'

El proceso, apuntan los portavoces, debe suponer además la vuelta a Euskadi de todos los presos de ETA, a los que se refieren como 'presos políticos vascos'. 'Cualquier otra opción solo puede plantearse desde propósitos de venganza o por intereses políticos particulares, pero no si se pretende construir una solución firme y duradera', aseguran. Advierten, asimismo, de que no se puede imaginar 'la paz con las cárceles de España y Francia llenas de presos políticos vascos'. Lo mismo opinan sobre los exiliados: 'Deben estar en casa'.

Tampoco imaginan el final de la 'confrontación armada', según se extrae de la entrevista, sin que se produzca la desmilitarización de Euskal Herria. En este apartado hacen especial mención a la Guardia Civil, que, en opinión de los portavoces, 'ha escrito las páginas más oscuras'.

Además de estos tres asuntos, la organización fija un 'primer objetivo del proceso: el reconocimiento de Euskal Herria y del derecho a decidir'.

Durante la entrevista, los portavoces no hacen referencia a un posible perdón a las víctimas de ETA, si bien si aseguran que son conscientes de que sus acciones han causado 'mucho sufrimiento'. 'No somos insensibles', señalan. Para ellos, además, 'la principal víctima del conflicto es Euskal Herria, un pueblo que han pretendido hacer desaparecer y que ha sido continuamente agredido'.

No obstante, hablan de trabajar la memoria histórica, en la que, como defienden, deben reconocer las 'múltiples víctimas y sufrimientos generados por la violencia de los estados: el terrorismo de estado, la tortura, los asesinatos de militantes de ETA, la violencia de las fuerzas policiales...'. Se quejan, además, de que en la mayoría de los casos se niega lo ocurrido.

'ETA no solo somos los que la componemos. ETA, sobre todo, es del pueblo'

Ambos portavoces echan la mirada atrás para recordar la historia de la banda terrorista. Antes, señalan que la determinación de poner fin a la 'actividad armada' les supone rememorar 'los momentos duros de la lucha pero también los momentos hermosos'. 'También existe felicidad y orgullo por todo lo que esta organización, en su pequeñez', opinan, 'ha hecho hasta ahora'. Se muestran además convencidos e ilusionados 'por el nuevo escenario que se le ha abierto al proceso de lucha' y por la 'esperanza de ofrecer un futuro de libertad a nuestros hijos e hijas'.

No niegan tampoco que tengan el sentimiento de 'haber perdido algo', que según dicen comparte 'mucha gente en Euskal Herria'. 'Porque ETA no solo somos los miembros que la componemos. ETA, sobre todo, es del pueblo'.

En estos recuerdos, subrayan tres momentos fundamentales en la historia de la banda terrorista. El primero lo sitúan en el franquismo, cuando se constituyó ETA 'para hacer frente al Estado español y para liberar Euskal Herria'; el segundo, cuando, dicen, 'la reforma española no atendió a las reclamaciones de Euskal Herria y se produjo la división entre las fuerzas abertzales, con la decisión de ETA de continuar con la lucha armada'; y el tercero, el 20 de octubre, día en que anunciaron 'su fin'.

Finalmente, a su entender, creen que 'la lucha armada, en estos 50 años, ha hecho su aportación, una gran aportación, para llegar al momento' actual y para 'generar las condiciones existentes'.

Para ETA, no importa qué partido sea el que gobierne después de las próximas elecciones. 'No supone una variable decisiva', apuntan para señalar que, sea quien sea, 'tendrá sobre la mesa el conflicto que mantiene con Euskal Herria y el llamamiento concreto hecho por la Conferencia Internacional y por la propia ETA'.

Rajoy rompe, según ETA, con 'el discurso negativo, agresivo y sin sentido de hasta ahora'

Del candidato del PP, Mariano Rajoy, destacan su reacción tras el comunicado, que ven como una ruptura 'con el discurso negativo, agresivo y sin sentido de hasta ahora'. 'Ante esta coyuntura histórica, quien tiene muchas posibilidades de ser presidente de España debe actuar con responsabilidad, y es de suponer que Rajoy lo ha entendido así'.

Preguntados acerca de una posible negociación antes del comunicado final, los portavoces de ETA reconocen que no ha habido una 'reunión directa entre ETA y el Gobierno de España', si bien aseguran que en los últimos meses han tenido un 'conocimiento mutuo', del que estaba al corriente el PP.

En la entrevista, los miembros de ETA hacen un repaso a lo que les llevó a tomar la decisión de poner fin a su 'actividad armada'. Aseguran que todo proviene de una reflexión iniciada hace, al menos, una década, cuando comenzaron 'a considerar que en Euskal Herria había condiciones para la materialización del cambio'.

Apuntan además al Estado y a las continuas ilegalizaciones de formaciones políticas abertzales: 'La experiencia de Lizarra-Garazi encendió todas las alarmas en el Estado, que decidió dar un salto cualitativo en su estrategia: dejar a la izquierda abertzale, a través de la ilegalización, fuera del escenario político'. El objetivo del Estado, en su opinión, consistía en 'reducir la iniciativa de la izquierda abertzale solo a la lucha armada, con la esperanza de que la represión policial la neutralizara'.

Todo ello provocó que se iniciase un debate interno en el seno de la organización terrorista. En la entrevista hablan de 'parón en el proceso de liberación: el bloqueo'. El debate, comentan, 'incidía en la lucha armada', la que en su opinión también ha mostrado señales de agotamiento para 'fortalecer el proceso y lograr mejores condiciones'. 'Activar la mayoría social que está a favor del cambio serán las claves para echar abajo este muro. Por eso ha tomado ETA esta decisión histórica. Para recoger la cosecha de estos años de lucha y ponerla al servicio de esa estrategia'.

Niegan tajantamente que la decisión de poner fin a la violencia se deba a su derrota: 'Hemos escapado y hemos llevado la confrontación a un nuevo escenario, fuera de su control'.