Público
Público

ETA roba material para falsificar 200 matrículas

La policía atribuye a la banda el asalto a un taller en Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización terrorista ETA reapareció la noche del 2 al 3 de este mes en Francia asaltando un taller de coches en Saint Jean du Moirans, localidad del departamento de Isère, en el sureste del país, informaron a Público fuentes policiales francesas. El dueño del garaje no se percató del robo hasta la mañana siguiente cuando descubrió la cerradura forzada y echó de menos una troqueladora, dos centenares de placas vírgenes de matrículas, viñetas de seguros y nóminas de sus empleados.

La ausencia de cámaras de seguridad y de testigos impide identificar a los autores del robo, pero la Policía española no tiene duda de la autoría etarra. La banda se encuentra en un periodo de actividad mínima desde la detención del último jefe del aparato militar, Mikel Carrera Sarobe, Ata, el 20 de mayo pasado. En estos casos, los terroristas temen que la información en poder de las Fuerzas de Seguridad propicie más detenciones, pero igualmente se arriesgan a ser descubiertos si permanecen escondidos durante mucho tiempo en un mismo sitio.

El aparato logístico debe facilitar nuevas viviendas y los traslados, que suelen realizarse en coches robados. Para falsificar las matrículas necesitan de placas vírgenes y troqueladoras. La banda, según las fuentes consultadas, sufre en estos momentos un importante déficit de material, propiciado por el importante golpe a su red de zulos del verano pasado y el plan frustrado de trasladar su principal base logística a Portugal. Sólo en la furgoneta interceptada en Zamora el pasado enero, los terroristas perdieron 212 placas vírgenes de matrícula, 13 de ellas españolas, y dos troqueladoras. Precisamente hoy, Portugal entregó a España al etarra que conducía esa furgoneta, Garikoitz García Arrieta.

La suspensión de los atentados por parte de ETA ha centrado su actividad en el plano logístico. Carrera Sarobe decidió montar un comando de al menos diez personas para robar seis coches de un concesionario en la región de París el pasado abril. El asalto acabó con la mayoría de los coches abandonados, uno de los etarras detenidos y un policía francés muerto a manos del comando.

El próximo 9 de agosto se cumple un año desde el último atentado en España de ETA. Tres pequeñas bombas explotaron en los baños de otros tantos establecimientos públicos de Palma de Mallorca. La banda había asesinado diez días antes en la isla a dos guardias civiles por el método de la bomba-lapa.

Batasuna se encuentra a la espera de la respuesta que ETA dé a su emplazamiento para que declare una tregua antes de que acabe el verano y facilite así su regreso a las instituciones. La situación de acoso policial que vive la dirección de la banda en Francia dificulta la toma de esa decisión por un comité ejecutivo que quedó en precario tras la detención de Carrera Sarobe y del que estaba llamado a ser su sustituto, Arkaitz Agirregabiria.