Público
Público

El etarra que quiso ser bombero

El detenido Aguirresarobe acababa de terminar el Camino de Santiago, jugaba al rugby y se había presentado a varias oposiciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jugador de rugby y karateka, Gurutz Aguirresarobe, el presunto asesino de Joseba Pagazaurtundua, había realizado hace poco tiempo el camino de Santiago, según informaron fuentes de la investigación.

Natural de Hernani, la localidad en la que vivía y en la que ha sido detenido, Aguirresarobe Pagola es un deportista que juega en un equipo local de rugby. Su ficha deportiva lo describe como un hombre de 1,78 metros de altura y 86 kilos de peso que juega como centro.

En los últimos años se había presentado a varias oposiciones para encontrar trabajo (a bombero de la Diputación o a empleado de mantenimiento del Servicio Vasco de Salud), aunque finalmente fue contratado en una empresa de extintores.

En medios policiales estaba considerado 'uno más' del ambiente de la izquierda abertzale de Hernani, aunque había sido imputado por enaltecimiento del terrorismo y había sido sancionado administrativamente con una multa de 301 euros por el Departamento de Interior en virtud de la Ley de Seguridad Ciudadana. Además, según reveló el consejero de Interior, Rodolfo Ares, en la actualidad tomaba parte en actividades de la izquierda abertzale ilegalizada.

Una de las líneas de la investigación abierta persigue determinar cuándo se vinculó a ETA y cuando pasó de estar encuadrado en un comando 'legal' (no detectado por la policía) activo a la situación de 'durmiente'. El grupo 'legal' al que pertenecía cuando cometió el atentado de Andoain estaba encuadrado en las redes del 'comando Donosti', que entre los años 2000 y 2002 fueron particularmente densas.

En el 2000 comenzó a operar el 'Donosti-Buruntza' que estuvo en activo hasta el verano de 2001. Esa estructura, responsable de más de treinta atentados, tenía varios grupos 'legales' a sus órdenes, como los comandos 'Gaua' (en Hernani), 'Hontza' (en Usurbil), 'Erezuma' (en Lasarte) y un cuarto grupo sin nombre específico.

En el comando 'Donosti-Buruntza' estuvieron encuadrados Ibón Fernández Iradi, 'Susper', y Ainhoa García Montero, 'Laia', que realizaron un gran número de captaciones de miembros y colaboradores de ETA en toda Guipúzcoa y de manera especial en Hernani, localidad natal de García Montero. Entre esas captaciones, según se cree, pudo estar la de Aguirresarobe ya que su novia, cuando fue detenida en 2003, reconoció haber realizado traslados tanto de 'Susper' como de García Montero y de Francisco Javier Macazaga, un tercer miembro 'liberado' del 'Buruntza'.

En 2002 hubo, dos antiguos miembros del 'comando Hontza' que no habían sido identificados cuando se desarticuló el 'Buruntza', Oihana Bakedano y Aitzol Iriondo, pusieron en marcha una extensa red de grupos 'legales' en Guipúzcoa y Vizcaya.

En medios policiales se sospecha que Aguirresarobe pudo pasar a la situación de 'durmiente', congelando su actividad en ETA, a finales de 2003 como consecuencia de la captura de su novia, Aitziber Ezkerra, por parte del Cuerpo Nacional de Policía, el 8 de octubre. Ezkerra había sido identificada, precisamente, por los papeles incautados a 'Susper'. Tras ser detenida reconoció en sus declaraciones policiales actividades de colaboración con los miembros del 'Donosti Buruntza' y por ello fue imputada por el juez Garzón.

A raíz de ese arresto, Ezkerra, que es licenciada en Derecho, ingresó en prisión, donde permaneció hasta el 8 de febrero de 2005 en que fue puesta en libertad bajo fianza de cincuenta mil euros.

DISPLAY CONNECTORS, SL.