Público
Público

Una eurodiputada de Sarkozy exporta "el problema" de los gitanos a Badalona

Invitada por el PP catalán, Marie-Thérèse Sanchez-Schmid, denuncia "problemas de convivencia" ante la indignación del alcalde de la ciudad catalana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Sabiendo que en Badalona había problemas, he venido a informarme, a escuchar, a discutir con los vecinos y a ver qué problemas tienen, porque sé, cuando hablo con la gente,  que hay problemas muy importantes en Francia, en España, en Catalunya... La gente dice que la seguridad es un problema importante'.

Invitada por el PP catalán, la visita a Badalona de Marie Marie-Thérèse Sanchez-Schmid, una eurodiputada de Unión por un Movimiento Popular (UMP), el partido de Nicolas Sarkozy, levantó este viernes mucha polvareda en la ciudad catalana. Las declaraciones de Sanchez-Schmid en el sentido de que en Badalona hay problemas con el colectivo rumano y que hay que actuar para solucionar el problema, molestaron mucho al alcalde de la localidad, Jordi Serra. 

Para Serra la visita de la eurodiputada francesa de la mano de Alicia Sánchez-Camacho a barrios populares de Badalona fue un error: el alcalde afirmó que Sanchez-Schmid se ha equivocó de ciudad y de interlocutor para analizar el problema de los asentamientos de gitanos rumanos fuera de Francia. 

El regidor cargó todas las tintas contra el PP: 'Para defender un espacio electoral en plena competencia con otros partidos xenófobos, el PP es capaz de hacer cualquier tipo de 'show' mediático como el de hoy', aseguró Serra.

Al alcalde de Badalona le sabe mal que 'la estrategia del PP continúe perjudicando el buen nombre de Badalona a través de una manipulación descarada de la realidad que hay que denunciar y que no es justa para la ciudad'.

La eurodiputada —residente en Perpignan (Francia)— explicó que fue petición suya visitar Badalona porque era consciente de que también había conflictos. Negó que se incite al racismo con la expulsión de los inmigrantes ilegales y lamentó que, a su juicio, los socialistas europeos prefieran no afrontar el problema de la inmigración y finjan que 'no existe'. 

Alicia Sánchez-Camacho, la 'anfitriona de la eurodiputada francesa, aprovechó el mismo acto para reclamar al Gobierno un mayor control fronterizo y evitar que se produzca un efecto llamada de la inmigración ilegal. La presidenta del PP catalán lamentó que algunos partidos 'escondan el problema', y ha defendido que si no se afrontan los retos derivados de la inmigración no será posible mejorar las políticas de integración.