Público
Público

Europa alerta de las 'escuelas gueto' en España

Un informe del Consejo de Europa reclama cambios en la admisión escolar de gitanos e inmigrantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La integración de la población escolar gitana e inmigrante no está lo bastante garantizada por la ley en España. Un informe del Consejo de Europa publicado ayer constata que los colegios concertados rechazan habitualmente a gitanos e inmigrantes, algo que se pone de manifiesto en los 'constantes informes' recibidos por la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI), autora del estudio. Según la ECRI, la selección de alumnos desemboca en la existencia de 'escuelas gueto' en 'determinadas partes del país', donde las minorías étnicas o de inmigrantes tienen más peso.

La institución constata grandes avances en la lucha contra el racismo desde 2006, cuando se publicó el último estudio sobre España. Sin embargo, las autoridades siguen sin lograr la integración de los citados colectivos, un 'problema' que se convierte en una bomba de relojería cuando los niños crecen. Por ello, la ECRI pide 'encarecidamente' a España que 'revise el método de admisión' en 'centros públicos y privados concertados' hasta lograr una 'distribución equitativa' de los alumnos.

Un 85% de los alumnos gitanos no acaba la educación secundaria

¿Pero por qué falla el actual sistema? Además de porque los centros concertados aplican una discriminación de facto, porque el criterio de admisión aplicado 'más comunmente' es el de proximidad, que 'contribuye al problema'. 'Los inmigrantes y gitanos indica el informe suelen vivir en comunidades', copando las escuelas de la zona, mientras los demás alumnos acaban concentrados en otros centros.

Con sus recomendaciones, el Consejo trata de reducir el fracaso escolar de gitanos e inmigrantes, una de las consecuencias más palpables de su deficiente integración en las aulas. De hecho, un 85% de los gitanos no acaba la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) al optar por trabajos poco cualificados. En este sentido, la ECRI pide que se aumente el atractivo de la formación profesional y se ofrezcan incentivos que lleven a los alumnos a pensárselo dos veces antes de dejar las aulas. Eso sí, el Gobierno no parte de cero en la lucha contra el abandono escolar de los gitanos, ya que ha diseñado y puesto en práctica 126 medidas para rebajarlo, como reconoce el informe. 'España está entre los países que han mejorado bastante', aseguró ayer a Público Abdel Hamid Beyuki, experto de la ECRI. Las mejoras se concentran en la 'legislación e inversión' y se concretan en la reducción de los poblados de chabolas o la creación de órganos como el Consejo para la Promoción de la Igualdad de Trato y No Discriminación. 'Pero este organismo no es independiente y eso nos preocupa', dice Beyuki.

El Consejo está preocupado por el auge de las webs neonazis

En cualquier caso, el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), Pedro Rascón, destaca que las escuelas gueto son una realidad en España desde 'hace bastantes años', informa Diego Barcala. 'No podemos decir que la escuela concertada discrimine de manera xenófoba o racista a los alumnos con necesidades específicas, pero al exigir cuotas o simplemente un uniforme se les está dejando fuera por motivos económicos', explica Rascón. 'El informe añade no descubre nada que no hayamos denunciado antes, pero que un organismo independiente llegue a la misma conclusión debería significar algo'.

Por su parte, el presidente del Secretariado Gitano, Benjamín Cabaleiro, recuerda que 'hay colegios con cerca de un 90% de alumnos gitanos' y que desde su organización siempre se ha exigido 'que se integre a la población en todas las escuelas'.

El informe pide más contundencia contra la extrema derecha

Las recomendaciones incluyen también el desbloqueo de los permisos para levantar mezquitas, cuyo número en torno a 700 es insuficiente para atender al casi millón y medio de musulmanes que hay en España, donde según el informe 'subsisten los prejucicios contra los musulmanes'. La escasez de templos no impide el rezo, como agrega el estudio, que describe con preocupación la proliferación de 'mezquitas de garaje', que pueden albergar delincuentes.

Por otra parte, la comisión investigadora asegura asistir con inquietud a la proliferación de webs neonazis, un ámbito idóneo para la incitación al odio o la organización delictiva. 'La ECRI está muy preocupada' porque 'España es el país en el que existe un mayor número de movimientos neonazis en Europa', señala. Contra el problema, la comisión reclama actuaciones policiales contundentes y más 'procedimientos penales'.

El estudio afea la permisividad con la negación del Holocausto

Por otro lado, donde 'la preocupación es total', según Beyuki, es en la permisividad de España con la negación del Holocausto, garantizada por el Tribunal Constitucional.

El informe se hace eco de la desesperación de los judíos, que 'temen que España se esté convirtiendo en un refugio seguro' para los negacionistas. Beyuki asegura que la ECRI conoce el caso del cineasta Nacho Vigalondo, que bromeó en Twitter sobre el Holocausto, pero lo consideró una anécdota. 'La libertad de expresión tiene que estar por encima de todo y a nosotros nos preocupan sobre todo los libros, los discursos o las entrevistas en medios de comunicación con negacionistas', aseguró.

Cambiar los criterios de admisión escolar para que además de la proximidad del centro prime también la distribución equitativa.

Publicar datos y estadísticas completas sobre actos racistas o xenófobos.

Autorizar nuevas mezquitas y cementerios musulmanes en España.

Penalizar legalmente la negación del Holocausto.

Reducir el abandono escolar, especialmente en gitanos e inmigrantes.

Perseguir de forma intensiva a los neonazis y su organización en internet.

Prohibir los perfiles étnicos en las investigaciones de la Policía.

Impulsar cursos sobre racismo para policías o jueces y enseñar el islam en las escuelas públicas o concertadas.