Público
Público

Un ex conseller balear del PP, acusado de desviar 7 millones

El fiscal apunta hacia "un saqueo y robo sistemático de las arcas públicas"  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía Anticorrupción acusa al ex conseller de Comercio e Industria del anterior Govern del PP, Josep Juan Cardona, y al resto de los principales imputados en el caso Scala de provocar, desde 2003 a 2007, una 'actividad frenética' del Consorcio de Desarrollo Económico de Balears (CDEIB) con el fin de desviar unos siete millones de euros. Todo ello mediante un 'saqueo y robo sistemático de las arcas públicas' y aprovechando la falta 'total y absoluta' de controles administrativos y financieros.

Es lo que figura en un escrito de 175 páginas que el ministerio público ha remitido al Juzgado de Instrucción número 4 de Palma, donde se abrió el sumario en 2008. El año pasado la causa fue trasladada al Tribunal Superior de Justicia de Balears, debido a la condición de aforado de Cardona, que entonces era diputado del PP.

Los fiscales achacan a Cardona la posición de 'líder' de la trama

Durante ese periodo, el juez le impuso una fianza de responsabilidad civil de 2.940.380 euros y su partido le dio de baja en abril. En junio, el procedimiento regresó a su lugar de origen, al abandonar Cardona su escaño.

El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, es el paso previo a la apertura de juicio oral. En él se imputa de los delitos de asociación ilícita, malversación, cohecho, prevaricación, fraude a la Administración pública y falsedad documental a diez de los 18 encausados contra los que pide que continúen las investigaciones, que llevarían aparejadas en total penas de hasta 26 años de cárcel.

Los fiscales Juan Carrau y Pedro Horrach solicitan además que el PP, como responsable civil, resarza 10.585 euros de fondos públicos, mientras que piden que Cardona, Kurt Viaene, entonces director general de Promoción Industrial, y el también imputado Antonio Munar, que fue coordinador de ferias, amplíen su fianza de responsabilidad pecuniaria en 14.113 euros, a raíz del transporte de material electoral del PP desde Mallorca a Ibiza que habría sido abonado con fondos del consorcio.

No hay que olvidar que todo ello se desarrolló durante la etapa en la que estaba al frente Jaume Matas, quien también tiene sus cuentas pendientes con la Justicia. El ex ministro de Medio Ambiente con José María Aznar eludió su ingreso en prisión el pasado mes de abril depositando una fianza de tres millones por su imputación en el caso Palma Arena, la obra del polideportivo con el mismo nombre que triplicó su presupuesto hasta 110 millones.

Actuaban bajo el lema de 'más facturación, más comisión'En el caso de Cardona, la acusación pública le achaca a él la posición de 'líder o jefe director' de esta presunta trama de corrupción, mediante la que tanto él como Viaene y la ex gerente del CDEIB, Antònia Ordinas, 'idearon, planificaron, desarrollaron y ejecutaron' actuaciones dirigidas a 'apoderarse de ingentes cantidades de dinero procedentes de los fondos públicos', bajo el 'lema de más facturación, más comisión' y utilizando 'todas las coberturas formales necesarias a efectos de que el expolio pasara desapercibido'.

La fiscalía explica que el primer paso fue la creación de una estructura jerárquica 'perfectamente organizada' que hiciera posible el desvío, y a partir de ahí organizar la asistencia del consorcio 'a todas las ferias y eventos imaginables', así como contratar 'cientos de estudios e informes cuyo contenido era inútil'.

Con ello, el presupuesto anual de la empresa se agotó 'muy rápidamente, lo que suponía un freno a la actividad delictiva del grupo'.

Por eso, relata el ministerio fiscal, Cardona decidió inyectar de forma reiterada dinero al consorcio mediante la transferencia de fondos de la Conselleria y la firma de convenios de colaboración con el Instituto de Innovación Empresarial (IDI), 'hasta el extremo de solicitar y obtener préstamos con entidades bancarias para obtener más fondos públicos de los que apropiarse' a continuación.