Público
Público

La ex mano derecha de Matas le culpa de contratos ilegales

La eurodiputada Rosa Estaràs cree que autorizó el concurso para encubrir los pagos a Alemany

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fue la mano derecha del expresident Jaume Matas durante la segunda legislatura en que gobernó Balears. Fue también quien tomó su legado al frente del PP cuando el exministro decidió dimitir y marcharse a Estados Unidos tras perder las elecciones de 2007 y fue, en palabras del propio Matas, su 'garante'. Sin embargo, nada de esto impi-dió que Rosa Estaràs, actual diputada en el Parlamento europeo, apuntase a su antiguo jefe en el Ejecutivo balear durante la declaración que prestó este jueves como testigo en el juicio que se celebra por la contratación presuntamente ilegal del periodista Antonio Alemany como redactor de los discursos presidenciales.

El testimonio más esperado de la jornada no defraudó y, con Matas a su espalda, sentado por primera vez en el banquillo de los acusados bajo una petición de pena de ocho años y medio de cárcel por cinco delitos, Estaràs se mostró convencida de que el expresident fue la persona que autorizó el concurso público que, formalmente convocado para contratar una asesoría externa de comunicación e imagen corporativa, habría servido en realidad para encubrir los pagos que percibía Alemany por elaborar las intervenciones del exmandatario.

Estarás fue vicepresidenta del Govern balear que presidía Matas

'El expediente vino avalado por el gabinete del presidente', manifestó la exvicepresidenta del Govern, desvinculándose al mismo tiempo de la tramitación de esta iniciativa, después de que Matas afirmase durante la vista oral que Estaràs era 'la que firmaba' y la que tenía la 'responsabilidad orgánica' dentro de su gabinete.

De hecho, atribuyó a Presidencia y a la Dirección General de Comunicación el impulso de esta contratación y aseveró que 'lo habitual' era que el responsable de este último departamento, Joan Martorelltambién acusado por estos hechos 'actuara bajo la autorización del presidente'.

La eurodiputada se desliga del concurso que camufló los pagos al periodista

En su comparecencia, la testigo defendió que nada tuvo que ver con este proceso, a pesar de estampar su firma en él por una cuestión 'formal' del organigrama puesto que la tramitación del concurso se inició en el departamento de Martorell, que 'estaba en otro edificio', e iba 'avalado por el presidente'. 'Más allá de la proposición técnica, no sé nada del expediente', sentenció en esta misma línea la exvicepresidenta.

En cuanto a su relación con Alemany, la testigo manifestó que 'en cuatro años' de mandato nunca se reunió a solas con él sino que tan sólo en una ocasión tuvo un encuentro con el periodista. Ocurrió, según señaló, a finales de legis-latura y en presencia de Matas, quien se lo presentó y le dijo que el articulista le sería 'muy útil' para preparar el discurso del debate de investidura 'de [Francesc] Antich', que arrebató en 2007 el poder a Matas, sucediéndole al frente del Govern tras el pacto alcanzado entre el PSOE balear, la extinta Unió Mallorquina y el PSM.

Sin embargo, Estaràs remarcó, durante su intervención en el juicio, que ella se encargaba de redactar sus propios parlamentos institucionales o en determinadas ocasiones los elaboraban sus funcionarios, al considerar que un discurso 'es algo muy personal'.

La eurodiputada fue interrogada en la primera jornada de declaraciones por parte de los testigos propuestos para la vista oral, que continuará este viernes con el interrogatorio de excolaboradores de Matas y de Alemany.