Público
Público

Un examen poco excelente

Una de las preguntas de la prueba de nivel para acceder al nuevo Bachillerato de Esperanza Aguirre incluía erróneamente a Noruega como uno de los países de la UE 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un examen de excelencia para estudiantes excelentes. Así se supone que debería ser la prueba de nivel para acceder al nuevo Bachillerato propuesto por Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid, destinado sólo a los mejores alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Pero para sorpresa de muchos, una de las preguntas de la prueba que tuvo lugar el pasado miércoles incluía a Noruega como país de la Unión Europea (UE).

'Observe el siguiente gráfico con los datos del PIB por habitante en diversos países de la Unión Europea y señale en el mapa adjunto los países que se citan', decía el enunciado de la pregunta, valorada con 1,5 puntos en el examen de Geografía e Historia. Hasta ahí, todo correcto. Pero en el gráfico se incluye al país de los fiordos entre otros que sí pertenecen a la UE, como España, Alemania o su vecino, Suecia.

La Consejería de Educación se excusa diciendo que el fallo es de Eurostat

¿Pregunta de pique? Ni siquiera. 'El listado donde aparecían esos países estaba sacado de un gráfico del Eurostat, agencia oficial de estadística de la UE', argumentaron ayer fuentes de la Consejería de Educación de Madrid.

Pero en dicho gráfico de Eurostat, aunque se incluye a Noruega y a otros países del continente que no pertenecen a la UE, también se especifica en el texto adjunto este detalle: 'El análisis abarca los 27 Estados miembros de la UE, así como tres países candidatos (Croacia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia y Turquía), tres Estados miembros de la AELC [Asociación Europea de Libre Comercio] (Islandia, Noruega y Suiza) y cuatro países balcánicos occidentales (Albania, Bosnia y Herzegovina, Montenegro y Serbia)', aclara la agencia estadística.

UGT aconseja a los padres que impugnen la pregunta

Aunque de los 2.278 alumnos que se presentaron el miércoles a la convocatoria de los premios extraordinarios de ESO, sólo un 9,2% está interesado en cursar el Bachillerato de Excelencia, el error de la Consejería puede traer otras consecuencias para los examinados. La prueba, además de servir como selección de los cien estudiantes que podrán acceder al nuevo sistema, también premia a los 25 mejores con un viaje cultural a Italia y mil euros.

'No se puede evaluar a un alumno con preguntas erróneas. Es muy injusto para ellos', opinó ayer el secretario general de la federación de educación de UGT Madrid, Eduardo Sabina. Desde la Consejería de Educación, por su parte, aseguran que 'los miembros de cada tribunal advirtieron a los alumnos de esa circunstancia minutos antes de iniciar el examen para aclarar cualquier tipo de duda'. Sin embargo, un miembro de la comunidad educativa que conoce cómo se desarrolló la prueba lo pone en duda: 'Muy poca gente se dio cuenta', reconoció.

'Esto pasa porque todo es fruto de la improvisación. Cuando las cosas están bien hechas y bien pensadas, no pasan este tipo de errores', criticó Sabina. 'El Bachillerato de Excelencia es un acto propagandístico absurdo', continuó el secretario general de FETE-UGT Madrid.

Pero aun sin ser partidario del nuevo sistema, Sabina cree que hay que tomar medidas con el examen. 'Los padres de los alumnos dado que ellos son menores deberían impugnar esa pregunta, como ya ha ocurrido otras veces con las pruebas de Selectividad', aconsejó. 'Es que es un tema muy serio', concluyó el representante sindical.