Público
Público

El exconsejero Viera no se plantea dimitir por los falsos ERE

El líder del PSOE de Sevilla defiende su gestión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El exconsejero andaluz de Empleo (2000-2004) José Antonio Viera defendió ayer que el procedimiento seguido para pagar ayudas sociolaborales a trabajadores de empresas en crisis fue perfectamente legal y se negó a asumir responsabilidades de ningún tipo. 'Voy a estar aquí muchísimo tiempo', dijo. Viera, ahora secretario general del PSOE de Sevilla y senador, afirmó en una larga y por momentos tensa rueda de prensa que, de fondos ilegales, 'nada de nada', que todo estaba presupuestado y que los fondos estaban controlados por la Junta. 'El dinero no iba y venía sin control', dijo. El problema que tienen Viera y los socialistas es que se han colado al menos 39 falsos prejubilados en expedientes de regulación de empleo (ERE) financiados por la Junta en 14 empresas.

La Junta ha destinado 647 millones de euros a prejubilaciones desde 2001 sin publicar su concesión en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), según la Policía, lo que supone un incumplimiento 'flagrante' de la Ley de Hacienda Pública de Andalucía. Viera sostuvo ayer que no existía obligación de hacerlo porque, por su cuantía, las ayudas eran individuales, es decir, se subvencionaba a cada trabajador, no a las empresas. La declaración de Viera se contradice, además de con la Policía, con la conclusión expresada por la consejera de Presidencia, María del Mar Moreno, quien sí considera que las ayudas deberían haberse publicado en el BOJA.

'El dinero no iba y venía sin control', se defendió el dirigente del PSOE

Javier Guerrero, ex director general de Trabajo, es uno de los actores principales de la trama de colocación de falsos prejubilados, según la Policía. Viera mantuvo a Guerrero durante los cuatro años que ejerció de consejero. 'Guerrero ya era director general [entró en 1999] en la etapa anterior. Recibí llamadas de agentes económicos y sociales, que me decían que era magnífico. El tiempo que ha trabajado conmigo lo hizo de manera satisfactoria', dijo. ¿Disponía Guerrero de los fondos para ERE a su antojo? 'Las potestades de incorporar recursos eran del director general. Disponía de un presupuesto anual y se tenía que adecuar al mismo', respondió. ¿Cómo se colaron los falsos prejubilados? 'Si se establece una relación de confianza y esa confianza se quiebra, siempre habrá la posibilidad de que se cometa una estafa y un fraude', dijo.

Viera también defendió que el presidente, entonces Manuel Chaves, no estaba al tanto de los detalles de la tramitación de los ERE. 'En los Consejos de Gobierno, cuando son casos difíciles, como Santana, Boliden o Delphi, se explican al presidente, pero en modo alguno estaba en el día a día', dijo al respecto.

'Las potestades para incorporar recursos eran de Guerrero', sostiene

Viera sostuvo que el convenio que firmó en 2001 con la empresa instrumental de la Junta Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), cuestionado por la Policía porque permitía evadir controles, sirvió para ganar 'agilidad' en el reparto de ayudas sociolaborales. No supo, sin embargo, concretar por qué era más ágil y cuántos meses se ganaban con el nuevo procedimiento. El convenio implicaba que Empleo transfería fondos al IFA y este pagaba. La Policía sostiene que la firma del convenio debía estar avalada por el gabinete jurídico de la Junta.

¿Existió ese informe? Viera no dijo que sí. Se limitó a afirmar misteriosamente: 'Estoy convencido de que existe'. Y agregó: 'Ningún consejero firma nada que no venga avalado por el viceconsejero'. Su viceconsejero era entonces Antonio Fernández, luego consejero entre 2004 y 2010 y también en el disparadero, porque bajo su gestión se continuaron colocando falsos prejubilados.

El más breve de la historia

El secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, exigió ayer la dimisión de Viera y apuntó a otro diputado socialista como posible implicado en las anomalías en las ayudas de la Junta a los ERE de empresas en crisis. En rueda de prensa, el dirigente conservador se refirió a la posibilidad de que aparezcan pronto más altos cargos socialistas y diputados implicados en dicha trama, y sugirió que puede haber alguno que pase a la historia 'como el más breve de la historia del Parlamento andaluz'.

Ramón Díaz

Sanz eludió dar nombres, pero se refería a Ramón Díaz, exdirigente de UGT y luego colaborador de Javier Guerrero en la Dirección General de Trabajo. Díaz aún no ha jurado su cargo en el Parlamento andaluz y tiene previsto hacerlo este miércoles. Díaz pudo haber participado en el ERE de Delphi.