Publicado: 22.03.2014 19:02 |Actualizado: 22.03.2014 19:02

Los exiliados en Berlín también claman por la dignidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Madrid escucha, Berlín está en la lucha" ha sido uno de los muchos cánticos que se han podido oír esta tarde en el centro de Berlín. Las nubes y la lluvia dejaban paso a una cálida tarde justo antes de que los españoles comenzaran a reclamar dignidad. "Estamos aquí porque es importante que sepan que tienen el apoyo de los exiliados, de los que nos hemos tenido que marchar obligados. También estamos aquí para pelear por nuestro derecho a volver, porque si las cosas siguen así no parece que vaya a ser posible", explicaba Eva García, del grupo 15 M en Berlín.

Cerca de 200 personas y una infinidad de curiosos y despistados turistas se han reunido esta tarde frente a la puerta de Brandemburgo. "Les combatimos desde todas partes", "No a la deuda" o "Aborto libre" son algunas de las muchas pancartas que se podían leer. Al acto, convocado por 15 M Berlin - Marea Granate, han acudido principalmente jóvenes, aunque no solo ellos, pues personas mayores, familias enteras y niños con ganas de jugar también se han dejado ver por la céntrica plaza.

"Es necesario que la gente de Alemania sepa lo que está pasando en España. Sí que saben que hay crisis, pero yo creo que no son completamente conscientes de la verdadera situación", aseguraba Eva. Y añadía: "Por ejemplo, en mi trabajo, mis compañeras alucinaban cuando les explicaba en detalle la reforma del aborto. No sabían que supone un atraso tan grande".

Y es que, al menos, algunos de los alemanes que cruzaban la Pariser Platz parecían estar un poco perdidos. "Pensamos que protestan por algo referido a la energía o al petróleo", dudaban un par de jóvenes germanas. Se referían a una de las pancartas que portaban un grupo de canarios y que rezaba "Nein zu dem Ölgesellschaften" ("No a las compañías petrolíferas"). Un poco más tarde, al escuchar el comunicado de la concentración, en español y en alemán, las jóvenes comprendían el objetivo del acto.

No sólo españoles de Berlín han acudido a la llamada. Marea Granate Sajonia, que incluye a los exiliados de las ciudades de Dresden y Leipzig, también ha querido mostrar su indignación. Ellos fueron los responsables de poblar la protesta con pasaportes de tamaño folio, los mismos pasaportes color granate que dan nombre a esta marea. "Hemos venido adrede a Berlín porque hay que estar en la calle. Hay que manifestarse. Si no nos organizamos y buscamos soluciones desde abajo, los de arriba no lo van a hacer, de ellos no se puede esperar nada", sostiene Miguel, miembro de esta asociación.

Los dos centenares de personas han podido comprobar de primera mano cómo estaba el ambiente en Atocha gracias a una conexión en directo con un miembro del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), quien mostraba su optimismo para alcanzar el millón de personas en la calle.

La de Berlín no ha sido la única concentración convocada por la Marea Granate en tierras germanas. El resto de principales ciudades del país, como Fráncfort, Stuttgart y Múnich también han mostrado su compromiso con la causa.

Españoles que migraron a Berlín en la manifestación en solidaridad con las Marchas por la Dignidad.

"Hay que mostrar solidaridad porque la mayoría de gente que está aquí es por la crisis, porque en casa no tenían futuro, no tenían trabajo, no tenían nada. Las marchas por la dignidad son también su protesta", afirmaba Rafael. Por un lado, a este joven del 15 M le "da rabia" no poder estar hoy en Madrid, pero por otro se encontraba "muy emocionado" al ver "cuántos españoles siguen saliendo a la calle para protestar contra los recortes y las políticas de este gobierno".

En la capital alemana, los grupos de activistas españoles siguen estando "muy vivos", según Rafael. "El 15 M sufrió una caída tras su gran arranque en 2011, pero desde hace un año el grupo a vuelto a retomar con fuerza la actividad", abundaba.

Las asambleas se realizan dos veces cada mes y, a pesar de que los miembros se dividen por grupos de trabajo, estas "tienen de media unos 25 asistentes". Además de organizar ciclos de cine y debates, el 15 M se mantiene en contacto y colabora con diversos grupos locales, como Blockupy. Asimismo, el trabajo de los grupos se traduce en resultados concretos. El de feminismos quería concienciar a la sociedad internacional sobre la nueva reforma del aborto y para ello elaboró hace un par de semanas un vídeo el que se decía 'no' , en 12 idiomas diferentes, a la medida del Partido Popular.

Al mismo tiempo se ha creado una asesoría legal completamente gratuita. "Berlin. Wie Bitte?" da la posibilidad a todo aquel que lo quiera a acudir a ellos para solucionar cualquier tipo de duda legal. Tanto a través de su página web como en un despacho una vez por semana, los voluntarios de este grupo ofrecen su ayuda para poder plantar cara a la burocracia alemana. Las prestaciones por desempleo de larga duración, que en Alemania se recogen en el programa denominado Hartz IV, así como las dudas que provoca el sistema sanitario germano, son los principales quebraderos de cabeza de los españoles que se exilian en Berlín.

Un centenar de personas se han sumado hoy en Bruselas a las "Marchas de la Dignidad" en contra de los rescates de la banca y los recortes en los servicios públicos en Europa, organizada de forma paralela a las manifestaciones que tienen lugar en España y que llegaron este sábado a Madrid.

Los manifestantes se han concentrado primero en la Plaza de España de la capital belga, para hacer después una marcha por la ciudad que han querido vestir de cortejo fúnebre, con ataúdes con los que querían simbolizar "la muerte de la dignidad de los banqueros", según se podía leer en las pancartas.

A lo largo del recorrido, los asistentes han escenificado "el entierro de los derechos, las libertades y los servicios públicos por las políticas llevadas a cabo por los últimos Gobiernos de España con el aliento de la Troika", contó a Efe un participante.

La marcha ha estado organizada por la coordinadora 22M Bélgica y por las delegaciones IU, ICV y Podemos en Bélgica, entre otros.