Público
Público

El exjefe de la patronal ya está en la cárcel de Soto del Real (Madrid)

Pasará una revisión médica y recibirá un kit de higiene personal con cepillo y pasta de dientes, jabón, preservativos y un peine.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán ha ingresado esta noche en la cárcel de Soto del Real (Madrid), en cumplimiento de la orden de prisión dictada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que le acusa de delitos de alzamiento de bienes y blanqueo de capitales en relación a la quiebra de Marsans. El detenido fue trasladado en el furgón de la Guardia Civi, sobre las 23.30 horas, desde los juzgados de Plaza de Castilla, donde ha declarado por otra causa relacionada con un crédito de Cajamadrid a la aerolínea Air Comet, informa Efe.

Fuentes penitenciarias señalaron a Público que Díaz Ferrán, como cualquier nuevo recluso, será asignado a una celda en el denominado módulo de ingresos, donde será cacheado y se revisará su ropa y enseres, se le tomarán las huellas, fotos y datos. Asimismo, si lleva dinero encima se le cargará a una cuenta interna de la que podrá sacar con una tarjeta una cantidad semanal de 65 euros en el economato del centro.

También pasará una revisión médica, y tendrá entrevistas con un asistente social y un educador. El tiempo medio en este módulo es de unos dos días, aunque fuentes penitenciarias no descartan que Díaz Ferrán prolongue su estancia en esta zona por motivos de seguridad.

Tras ingresar reciben además un kit de productos de higiene personal, que incluye pasta y cepillo de dientes, jabón líquido, peine, papel higiénico, preservativos y cubiertos y un vaso de plástico, así como las sábanas y una manta de la cama.

Las mismas fuentes destacan que los pasos que se siguen tras el ingreso en la cárcel son iguales con todos los reclusos, desde el narcotraficante, al asesino en serie, o, como es el caso, el presunto ladrón de 'guante blanco'.

La cárcel de Soto del Real ha acogido a otros ilustres presos preventivos como el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, que estuvo ingresado desde el 12 de febrero de 2009 hasta el 11 de junio de 2012, tras abonar una fianza de 200.000 euros con dinero que le dejó su madre. La fianza inicial que le impuso en 2008 el juez instructor Baltasar Garzón (condenado más tarde a inhabilitación y expulsado de la carrera judicial) fue de 15 millones de euros, aunque fue reduciéndose paulatinamente.

En el caso de Díaz Ferrán, la fianza que le ha impuesto el juez para salir de la cárcel es de 30 millones de euros. Fuentes de su defensa, consultadas por Público, indicaron que el exjefe de la patronal no tiene forma de reunir esa cantidad, por lo que creen imposible que la pague.

Por su parte, el empresario valenciano Angel Cabo, su socio Iván Losada, su cuñado Teodoro Garrido y los tres supuestos testaferros Carmelo José Estéllez, José Enrique Pardo y Antonio García Escribano ingresaron la tarde de este miércoles en la cárcel madrileña de Soto del Real, según han confirmado a Público fuentes jurídicas. El primero tiene una fianza de 50 milones de euros, y los otros cinco, 500.000 euros cada uno.

De los nueve detenidos en el marco de la 'operación Crucero' el único para el que el juez no ha dictado orden de prisión ha sido el experto fiscal Rafael Tormo, quien sin embargo, no podrá abandonar España y deberá entregar su pasaporte y comparecer cada 15 días ante el juez.

Tampoco ingresará en la cárcel una de las personas de confianza de Cabo, Susana Mora, a quien el juez ha impuesto prisión eludible bajo 3.000 euros de fianza porque, según fuentes jurídicas, está colaborando con la Justicia para el esclarecimiento de los hechos. A las 15.00 horas de este miércoles esta mujer ya había abonado la citada cantidad.