Público
Público

Exteriores denuncia la "cizaña" conservadora

El ministerio dice que quieren hacer "descarrilar el diálogo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero lleva años trabajando en facilitar la apertura de puertas y ventanas en el castrismo, en arañar espacios de democracia al régimen, convencido de que la 'solidaridad' con la isla es necesaria. Ahora, tras incesantes gestiones y la decisiva mediación de la Iglesia cubana, llegó el clic. El desbloqueo. La 'nueva etapa', como la definió hoy en el pleno del Senado Miguel Ángel Moratinos ante una pregunta del senador del PSC Lluís Maria de Puig. Por eso el Ministerio de Exteriores ha encajado con 'profundo malestar' y 'preocupación' la actitud del PP que, desde que llegaron los primeros reclusos, no ha cesado de 'meter cizaña' contra el Ejecutivo.

Los colaboradores del ministro observaron con estupefacción cómo 'desde el principio' se acercaron a los excarcelados el diputado del PP Téofilo de Luis, 'una persona de la FAES, la fundación de José María Aznar' a la que no identificaron y un abogado, con el fin de prestar a los disidentes un 'mal asesoramiento jurídico'. Les aconsejaban pedir el estatus de refugiado y no moverse de Madrid.

'El PP quiere usarlos como grupo de presión', según fuentes ministeriales

El viernes pasado, responsables de Exteriores se reunieron con los liberados cubanos y con De Luis y el letrado en el hostal Welcome. 'Les pedimos prudencia y les explicamos que el Gobierno ofrecía la mejor situación jurídica, la de protección internacional asistida, que les permite expresar sus opiniones políticas y volver a su país. Y no todos pueden quedarse en Madrid porque las plazas de las ONG son limitadas, con lo que bloquearían la llegada de nuevos presos. Pero el PP quiere usarlos como grupo de presión frente al Gobierno', relatan fuentes muy cercanas a Moratinos.

Según el relato de Exteriores, De Luis 'pareció aceptar' las explicaciones, pero el letrado que lo acompañaba, Ernesto Gutiérrez, acusó al Gobierno de 'mentir'. Este diario contactó hoy con el abogado, que afirmó haber acudido al Welcome 'por voluntad propia y no en representación del PP'. 'El Ejecutivo cumple su palabra y no engaña', añadió.

El Gobierno designó a un representante de Exteriores como 'enlace permanente' con los disidentes y se comprometió a una nueva reunión con ellos el lunes. Fue entonces cuando se convocó la rueda de prensa y los liberados Julio César Gálvez y Ricardo González, 'arrogándose el rol de representantes de todos los excarcelados', dijeron sentirse 'engañados' por el Ejecutivo. 'Ante ese acto de mala fe, desconvocamos la cita de la tarde', justifican en Exteriores.

Moratinos promete excarcelar a 'todos' los presos, no sólo al grupo de los 75

Fuentes diplomáticas culpan al PP de orquestar una 'campaña' con el objetivo de hacer 'descarrilar el diálogo interno entre el Gobierno y la Iglesia de Cuba, con el acompañamiento del Ejecutivo español'. Esgrimen un argumento: 'La derecha ha perdido su batalla sobre Cuba', por su obsesión por tender un cordón sanitario frente a la dictadura.

En el círculo del ministro expresan la 'preocupación' por los intentos de 'bloqueo' de una situación ya de por sí 'muy delicada'. Además, califican de 'cuanto menos curioso' que los liberados cuestionen la política exterior española y su voluntad de acabar con la Posición Común de la UE impulsada por Aznar en 1996, justo la que ha ayudado a su excarcelación.

El Gobierno cumplirá su promesa de facilitar la liberación de 'todos los presos políticos' cubanos y no sólo el Grupo de los 75, reprimidos en la Primavera Negra de 2003, según afirmó hoy Moratinos. Son, en total, menos de cien. Exteriores quiere que en su reu-nión de otoño el Consejo Europeo mande a la Comisión pactar con la isla un acuerdo bilateral que reemplace a la unilateral Posición Común.