Público
Público

Fabra sobre Camps: "En algo se habrá equivocado"

Promete transparencia y trata de desvincular su imagen del caso 'Gürtel'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un ruidoso suspiro, una media sonrisa y una pausa dramática que incluso sorprendió a su entrevistadora. Después de estos prolegómenos, Alberto Fabra, president de la Generalitat Valenciana, puso cara de estar haciendo un gran esfuerzo y disparó: 'En algo se habrá equivocado. Seguro, porque si no esa situación no se habría producido'. El comentario es la crítica más dura vertida por Fabra hacia su antecesor, Francisco Camps, que dimitió el pasado mes de julio acosado por su imputación en el caso Gürtel, después de dos años en los que se negó a contestar a pregunta alguna sobre el asunto.

Fabra hizo estas declaraciones ayer en el programa Los desayunos de TVE. El mandatario reconoció, sin entrar en detalles, los errores cometidos por su antecesor. 'Yo creo que al final hay una situación insostenible (...) eso no era bueno ni para la institución, ni para la Comunidad Valenciana, ni para el partido, y al final se tuvo que tomar esa decisión'. 'A la vista de lo que ha sucedido, como nos pasa a todos en la vida, pues algo habríamos corregido', remachó para terminar.

Estas palabras se encuadran dentro de la estrategia del nuevo presidente de cortar lentamente las amarras que le unen a Camps y su complicada herencia. Fabra no pierde ninguna oportunidad de elogiar a su antecesor por su decisión de dimitir, actitud que considera 'un ejemplo'. No deja de repetir que es un 'buen amigo' y ayer lo calificó de 'buen político' y 'una persona muy comprometida con su tierra'. Pero al mismo tiempo, en cada una de sus intervenciones desliza críticas cada vez más contundentes a la gestión que Camps hizo de sus problemas judiciales.

El president pretende transmitir una imagen de sí mismo de político dialogante y amante del consenso, todo lo contrario de la última época de Camps. Y para ello, en cada entrevista promete que prestará especial atención al aspecto que su antecesor descuidó deliberadamente: la transparencia y el diálogo.

En este sentido, Fabra se reafirmó ayer en su compromiso de mostrar a los partidos de la oposición los contratos de la Administración autonómica con la trama Gürtel. El sumario judicial revela presuntas irregularidades cometidas durante los últimos años, en los que la trama obtuvo de forma fraudulenta al menos 12 millones de euros en adjudicaciones. La cifra total de contratos públicos de los que se beneficiaron no se conoce porque el PP se ha negado sistemáticamente a mostrar los expedientes a la oposición y a los medios de comunicación.

Preguntado por este asunto, Fabra volvió a ser categórico: 'Tenemos que dejar esa opacidad y volver a esa transparencia que nunca debimos haber abandonado'. De momento, sin embargo, sus palabras no se han acompañado de hechos concretos. El president no ha tomado medida alguna contra los diez diputados implicados o imputados en casos de presunta corrupción que forman parte de su grupo parlamentario. Tampoco ha hecho llegar a la oposición contrato alguno.

Además, Fabra no ha hecho cumplir la sentencia que el pasado junio condenó a la Generalitat a mostrar los contratos menores adjudicados a la trama. Fue el grupo Compromís el que, ante la negativa de la Administración a mostrarlos, llevó el asunto a los tribunales. La Justicia le dio la razón, pero el Govern valenciano recurrió la sentencia. Desde la Generalitat se afirma que la posibilidad de retirar el recurso está 'en estudio', pero no hay ninguna decisión tomada al respecto.

La falta de acciones concretas provocó ayer las críticas de la oposición. 'Estamos ya aburridos de la pose de Fabra, de ese discurso de buenas palabras y promesas vacías. No puede únicamente asumir de manera retórica los errores de Camps y no hacer nada más. Lo que queremos es que subsane esos errores con transparencia y acciones reales', pidió Marga Sanz, líder de EUPV. Por su parte, el PSOE, a través de la diputada Carmen Ninet, reprochó a Fabra que siga con 'palabras, pero los valencianos y las valencianas necesitamos de una vez por todas hechos'.