Público
Público

Fallece un agricultor por quemarse a lo bonzo tras perder su trabajo

Discutió con su jefe y se dirigió a un garaje donde se suicidó rociándose con gasolina y prendiéndose fuego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un agricultor de 56 años de Riba-roja (Valencia) murió ayer jueves tras prenderse fuego en un garaje situado a pocos metros de su casa, según cuenta El Diario de Levante

'¿Cómo íbamos a creer que hablaba en serio sobre suicidarse?'

Esta información asegura que el hombre acababa de perder su trabajo en una masía de La Reva tras mantener una discusión con su jefe y que había bebido bastante durante la noche anterior a su supuesto suicidio.

'Nos contó que había discutido con el jefe y que le había pedido la cuenta', relata uno de los testigos que se encontraban en el bar, que explica que habló de sus intenciones suicidas y amenazó con quitarse la vida. 'Pero, ¿cómo íbamos a creer que hablaba en serio?'.

Tras pasar por un bar donde pidió varias copas de coñac, acudió a un garaje donde guardaba una moto y allí se prendió fuego utilizando gasolina. Su cuerpo, aún en llamas, fue hallado por una pareja que alertó a los servicios sanitarios. Sin embargo, los médicos no pudieron hacer nada por salvarle la vida. El fallecido, casado y con un hijo de 15 años, era el único sueldo de la familia con el que pagaba una hipoteca.