Público
Público

Fallece en Francia un miembro de ETA que entrenó a las FARC

José María Zaldua Corta estaba acusado de haber formado parte de los comandos Urola y Nafarroa que cometieron varios atentados en Guipúzcoa y Navarra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El antiguo miembro del comando Nafarroa de ETA José María Zaldua Korta, Aitona, falleció el pasado martes tras su sufrir un infarto en la localidad francesa de Aix en Provence, según informa el diario Gara. El fallecimiento se produjo cuando paseaba en biciclta.

Zaldua Korta fue identificado hace unos meses por dos antiguos miembros de las FARC como uno de los etarras que había estado en campamentos de la guerrilla colombiana impartiendo instrucción a los miembros de este grupo.

El ex guerrillero de las FARC, identificado con nombre en clave como César, declaró a la policía española que un miembro de ETA apodado Carlos y al que identificó como Zaldua había estado en un campamento denominado Las pavas, ubicado en territorio de Venezuela, impartiendo instrucción a una unidad de fuerzas especiales de las FARC en el año 2006.

Otro ex fariano, apodado Patxo, identificó también a Zaldua como otro integrante de la banda terrorista que estuvo en otro campamento de la guerrilla en el año 2008.

Zaldua se encontraba en libertad debido a un fallo informático que borró sus causas pendientes

El 19 de abril de 2002 fue detenido por la policía francesa y encarcelado en la prisión de Gradignan, mientras las autoridades españolas solicitaban su extradición por los numerosos sumarios que tiene abiertos en la Audiencia Nacional que incluyen una decena de asesinatos.

El 30 de mayo siguiente, sin embargo, a causa de un error judicial los tribunales franceses ordenaron la puesta en libertad de Aitona ya que, debido a un fallo informático, se consideró que no tenía causas pendientes.

Pocas horas después, los jueces galos se dieron cuenta del error y rectifiaron la decisión ordenando la busca y captura, pero José María Zaldua se encontraba ya en paradero desconocido.

José María Zaldua Corta estaba acusado de haber formado parte de los comandos Urola y Nafarroa que cometieron varios atentados en Guipúzcoa y Navarra a finales de los setenta y principios de la década de los ochenta.

Nacido el 17 de julio de 1949 en la localidad guipuzcoana de Ezkioga, José María Zaldua fue acusado de haberse integrado en ETA en 1978 primero como miembro de un comando de información y unos meses más tarde como activista de un comando denominado Urola, del que también formaba parte Mercedes Galdós Arsuaga, Bittori.

Este comando llevó a cabo, el 11 de noviembre de 1978, un atentado con bomba contra una patrulla de la Guardia Civil que circulaba entre Zumárraga y Beasain en el que murieron los agentes José Rodríguez de Lema y Lucio Revilla.

El 13 de enero del año siguiente, el grupo perpetró otro atentado contra una patrulla que circulaba entre Azpeitia y Azkoitia causando la muerte del agente Francisco Gómez Jiménez. Una bomba oculta cerca del lugar del primer atentado provocó la muerte de los también guardias civiles Francisco Gómez Giménez y Miguel García Poyo.

El 6 de febrero de 1979, el comando Urola asesinó a tiros a José Antonio Vivó Undabarrena, alcalde de la localidad de Olaberra.

Los miembros del grupo se dieron a la fuga en abril de 1979 a raíz de una detención sufrida por José María Zaldua, que posteriomente quedó en libertad lo que aprovechó para escapar a Francia.

Según fuentes policiales, Aitona fue encuadrado posteriormente en el comando Nafarroa de ETA, junto con Mercedes Galdós y otros dos activistas.

Los cuatro se trasladaron a Pamplona en agosto de 1979 y permancieron en la capital navarra hasta diciembre. Dos de los integrantes del grupo perpetraron el asesinato del policía Carlos Sanz, el 8 de octubre.

Zaldua, presuntamente, volvió a formar parte del comando Nafarroa entre junio y septiembre de 1980, meses durante los que el grupo asesinó al policía Angel Postigo Megías y colocó una potente bomba en el edificio central de la Universidad de Navarra.

Su última detención se produjo en la semana santa de 2002

De nuevo en Francia, el grupo perpetró un atentado mediante el disparo de una granada de carga hueca contra una tanqueta de la policía en Pamplona en el que resultó muerto el agente Vicente Garcera López.

A raíz de este atentado, en el que un presunto colaborador del comand resultó herido, los etarras huyeron a Francia.

A principios de 1998, Aitona se encontraba residiendo en Uruguay, según revela el auto de procesamento dictado por el juez Baltasar Garzón contra los integrantes de Xaki, el organismo al que el juez considera como el 'aparato de relaciones internacionales' de ETA.

En noviembre de 2001, la policía uruguaya notificó a la española que Zaldua había desaparecido de su lugar de residencia en Montevideo, por lo que se estableció un dispositivo para intentar su localización en Francia. Fue detenido en la semana santa de 2002.

La última pista de Zaldua en Francia se tuvo en agosto de 2007 cuando el etarra abandonó en el Pirineo al hijo de su pareja, de 13 años, para darse a la fuga después de confundir a un grupo de excursionistas con policías.