Publicado: 09.04.2012 15:51 |Actualizado: 09.04.2012 15:51

Fallece el joven herido en los incidentes tras el Athletic-Schalke

La familia cree que fue una pelota de goma disparada por la Ertzaintza la causante de la muerte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El joven de 28 años herido en los incidentes que tuvieron lugar en Bilbao el pasado jueves, tras el partido de Liga Europa que enfrentó en San Mamés al Athletic Club y al Schalke 04, falleció este lunes, según informó el hospital bilbaíno de Basurto, donde estaba ingresado.

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, va a comparecer ante el Parlamento Vasco para dar explicaciones relativas a este caso, ya que el joven pudo resultar herido por una pelota de goma disparada por la Ertzaintza. Eso es lo que cree la familia del joven.

El joven sufrió una "fractura craneal por estallido con importantes lesiones cerebrales" en los incidentes, ocurridos en la noche del pasado jueves en la calle María Día de Haro de Bilbao, zona habitual de celebración de las victorias del Athletic.

Después de permanecer tres días en estado muy grave y en coma, conectado a ventilación mecánica, el paciente, "tras serle retirada la sedación, ha presentado datos sugestivos de muerte cerebral", según reza el parte médico.

"Tras serle realizada las exploraciones complementarias pertinentes, se confirma" la muerte cerebral, añadía el parte.

En torno a un millar de personas se han concentrado esta tarde en Bilbao en recuerdo de Iñigo. Durante el acto, en la calle Maria Díaz de Haro, amigos y familiares han entregado varios ramos de flores, han encendido velas y han guardado un minuto de silencio. Algunos de los asistentes han confesado a los medios que presenciaron los incidentes y vieron como la Ertzaintza cargaba directamente contra el joven con pelotas de goma. 

El departamento de Interior del Gobierno vasco asegura que la Ertzaintza ha abierto una investigación para determinar si el joven fue alcanzado por una pelota de goma disparada por un policía durante los disturbios del jueves o sufrió las lesiones por otra causa.

Fuentes del departamento de Interior han indicado hoy a Efe que el consejero Ares va a solicitar su comparecencia ante el Parlamento Vasco para hablar de este caso.

La Policía autonómica continua su investigación, sin que se hayan producido novedades en las últimas horas. Si las hubiera antes de la comparecencia del consejero, se harían públicas, según las mismas fuentes.

Según la versión ofrecida por Interior el pasado viernes, la Ertzaintza recibió en la noche del jueves "varias llamadas" en las que se comunicaba que había una persona herida, "semiinconsciente y sangrando de la cabeza", en la calle María Díaz de Haro, "junto a la herriko taberna" (sede social de la izquierda abertzale).

Cuando varias dotaciones de la Ertzaintza acudieron al lugar, "a la altura de la herriko taberna", según la misma fuente, un "grupo numeroso de personas" lanzó diversos objetos, como botellas y piedras, contra los vehículos policiales, por lo que los agentes utilizaron material antidisturbios para dispersar a quienes les atacaban.

La Ertzaintza tuvo conocimiento posteriormente del traslado de un herido al hospital, pero, según Interior, "no está claro" si las lesiones se deben a un pelotazo disparado por un agente en esos disturbios o se trata de la persona herida de la que se informaba en las llamadas iniciales hechas a la Policía vasca.

Esta versión, sin embargo, contrasta con la ofrecida por amigos del joven ahora fallecido que le acompañaban en la noche del jueves, quienes, en declaraciones al diario El Correo, explicaron que su amigo cayó herido después de la llegada de los policías antidisturbios.

Familiares del joven y los amigos que estaban con él cuando sucedieron los hechos creen que fue una pelota de goma disparada por la Ertzaintza la causante de las lesiones. "Mi hijo tiene un boquete en la cabeza", aseguró ayer la madre en dicho periódico.