Público
Público

Las fallecidas estaban de vacaciones como cooperantes en una ONG

Cuatro de los cinco heridos están fuera de peligro. Viajaron a un proyecto solidario con niños en Cuzco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las cuatro mujeres españolas fallecidas en Perú en un accidente de tráfico estaban de vacaciones trabajando como voluntarias en un proyecto de cooperación con una ONG local.

La salmantina Soraya Macías, la almeriense Lorena Guerrero, la valenciana María José Such y la madrileña Lidia Monjas murieron por los golpes sufridos en el accidente, en el que resultaron heridos otros cinco españoles, de los que cuatro se encuentran ya fuera de peligro, según han informado fuentes del hospital donde están internados. Un quinto herido, Alan Sandoja, sufre traumatismo craneoencefálico severo y su pronóstico es aún reservado, según fuentes consulares.

Todos habían viajado a Perú hacía unas dos semanas para pasar sus vacaciones en un programa de voluntariado con la asociación Señor de Huanca-Sembrando en un proyecto con niños en la localidad de Quenco, en Cuzco.

Charo Frejo, voluntaria de la misma organización, ha explicado que las voluntarias llevaban menos de 15 días en el país y algunas de ellas habían pasado meses recaudando fondos para el proyecto, que habían llevado junto a 'medicinas, ropas que les habían donado y demás enseres para mejorar la vida de los niños'.  Según Frejo, las cuatro cooperantes contactaron con ella a través de una red social para informarse sobre la posibilidad de participar en el proyecto, ya que ninguna era cooperante profesional. 

Manuel Saavedra, marido de Maria Dolores Sánchez, una de las cinco personas heridas en el accidente, ha comparecido en rueda de prensa donde ha explicado que tanto su mujer como la fallecida Soraya Macías, quienes habían entablado una amistad antes de emprender el viaje, habían decidido visitar el país andino aprovechando las vacaciones estivales.

Saavedra ha aclarado que la familia fue avisada en torno a las tres de la mañana por parte de un voluntario que resultó ileso en el accidente.

Las cuatro voluntarias se animaron a buscar un proyecto por su cuenta porque 'es muy difícil que las ONG grandes te acojan cuando quieres hacer voluntariado, porque te piden ser profesional, como médico, o comprometerse por al menos seis meses, mientras que estas ONG pequeñas te dan la oportunidad de conocer de primera mano los proyectos y ayudar', señala Frejo. El llamado 'turismo solidario' es una de las fórmulas de voluntariado que se ha consolidado en los últimos años.

Los heridos son Silvia Albert (32 años); María Dolores Sánchez (46); Alan Sandoja (34); Sergio Serra (33) y Marta Díaz (22), además del conductor, de nacionalidad peruana. El doctor Fredy Chipa, médico de la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica San José, en Cuzco, afirmó que tanto Sergio Serra, de 33 años, como María Dolores Sánchez, de 46, los dos que estaban más graves, han sido estabilizados tras pasar toda la noche en su unidad. 

'Ambos están fuera de peligro, conscientes y lúcidos', agregó el médico, quien descartó que sea necesario trasladarlos a Lima, como se había conjeturado en un primer momento. 'Uno o dos días más en cuidados intensivos y luego podrán pasar a planta', declaró, visiblemente satisfecho por la evolución de los pacientes. Los otros heridos son Silvia Albert, de 32 años, y Marta Díaz, de 22, quienes están fuera de peligro. 

La Junta de Castilla y León ha trasladado sus condolencias a la familia de Macías y ha puesto a su disposición los recursos de ayuda de los que dispone, entre ellos el apoyo del equipo psicológico a víctimas de accidentes.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, se ha unido a las muestras de pésame y ha elogiado el trabajo, la generosidad y el 'ejemplo de vida' que dan los cooperantes y los voluntarios.

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, ha estado al tanto de los hechos desde que se conoció la noticia. No obstante, la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) ha precisado que los nueve españoles no estaban vinculados a ninguna ONG española a tenor de la información de que se dispone hasta ahora, según fuentes de este organismo.