Público
Público

"El fallo del Gobierno fue no pinchar la burbuja inmobiliaria a tiempo"

En una entrevista en Antena 3, Alfredo Pérez Rubalcaba insiste en que Rajoy no dice lo que hará si gana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado hoy que si gana las elecciones  la economía la llevaría él mismo. En una entrevista, en Antena 3, ha asegurado que no tendría problemas para formar un gobierno 'sólido, solvente y bueno'.'Lógicamente, tendré un ministro de economía, pero es tan importante lo que está pasando, que son los propios presidentes los que la llevan la política económica y así será conmigo'. En cualquier caso, se ha mostrado partidario de 'gobiernos cortos con ministros que tengan más competencias y más coordinación'.

En su primera entrevista tras el debate mantenido con el candidato conservador, Mariano Rajoy, y tras los problemas de la prima de riesgo italiana, ha destacado que 'España está fuera de toda posibilidad de rescate', y ha afirmado que 'quizá ahora se entienda mejor las cosas que se hicieron porque si no se hubieran hecho estaríamos seguramente en otra situación'.

En la entrevista, el candidato del PSOE ha advertido de que 'no existe' el dinero para dar beneficios fiscales a las pymes, como promete Rajoy, y por eso él aboga por reducir las deducciones fiscales de las grandes empresas, que 'tienen muchas', y por subir los impuestos a las grandes fortunas.

Ha reiterado que hay que retrasar el ajuste fiscal -la reducción del déficit- europeo porque, si se hace muy deprisa, se pierde la capacidad de inversión y, en consecuencia, de crear empleo, y ha asegurado que ello no supone un riesgo para la solvencia europea.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha dicho que cree 'poder acabar con el desempleo' y que sabe las 'cosas fundamentales' que hay que hacer en España para salir de la crisis manteniendo las 'seguridades básicas' de los españoles.

Asimismo ha admitido que la actual política económica 'no nos va a sacar de la crisis', pero ha matizado que dicha crisis tiene 'mil caras' y por eso ahora defiende cosas que hace seis meses no habría apoyado, y ha reconocido que el 'fallo' del Gobierno de Zapatero en materia económica ha sido 'no haber pinchado la burbuja inmobiliaria a tiempo'.

ETA ha anunciado el fin de las armas 'porque no puede más'

Preguntado por el cese de la actividad armada de ETA, Rubalcaba ha señalado que, como ministro de Interior que ha sido durante cinco años, 'algo' tiene que ver con lo que ha pasado y ha criticado las 'barbaridades' que sobre él han dicho miembros del PP cuando estaba al cargo de la lucha antiterrorista.

En cualquier caso ha asegurado que no tiene 'ninguna desconfianza en el señor Rajoy en esta materia'. 'El Estado somos todos y sabremos hacer las cosas independientemente de qué gobierno salga', ha añadido.

Además ha señalado que ETA ha anunciado el fin de las armas 'porque no puede más', y porque sus miembros están 'asfixiados' y 'muy presionados por la política', así como 'políticamente acabados en Euskadi'.

Rubalcaba ha prometido en esta entrevista que si llega a La Moncloa formará un Gobierno con 'pocos ministros' que tengan 'más competencias y coordinación', y como presidente será el responsable máximo y el que tome las 'grandes decisiones' en materia económica.

Rubalcaba pone la mano el el fuego por José Blanco porque 'no ha hecho nada'Con un 'ya veremos' ha respondido además a la pregunta de si optará a la Secretaría General del PSOE y ha asegurado que el proyecto de los socialistas en estas elecciones es 'para cuatro años', independientemente de si gobiernan o están en la oposición. 'Luego, quién sea el líder, es una decisión que pertenece a mi partido y yo ahora no voy a entrar en ello'.

Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha asegurado que pondría la mano en el fuego por el ministro de Fomento, José Blanco, porque 'no ha hecho nada' en relación con la operación 'Campeón', también ha asegurado que no pretende esconder a Zapatero en esta campaña, porque fue ministro suyo y sería 'absurdo', y ha sido el presidente el que ha decidido qué mítines quiere hacer.