Público
Público

La familia del cámara, "pletórica" tras la decisión

Los testigos quieren ir a Bagdad a desmontar las tesis de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Han pasado más de siete años desde que los familiares de José Couso interpusieran la primera querella a la Audiencia Nacional para evitar que el asesinato del cámara quedara impune. Ese es el tiempo que han tenido que esperar para poder afirmar que se encuentran 'pletóricos' y 'encantados' tras una decisión judicial. La orden de busca y captura de los tres militares americanos imputados en el caso que este jueves dictó el juez Pedraz es un 'triunfo' tras los 'constantes' obstáculos del proceso. En numerosas ocasiones la familia ha mostrado su 'enfado' con la actuación de determinados jueces y de la Fiscalía que han intentado, a su juicio, 'torpedear' el proceso.

En declaraciones a Efe, Sabela Couso, la hermana del periodista fallecido, señaló que son 'conscientes de que el Ejército norteamericano está blindado', al tiempo que señaló que el cambio de presidente en los Estados Unidos no suaviza 'para nada' el caso.

La orden del juez Pedraz es un 'triunfo' para los familiares de Couso

Los cuatro periodistas que fueron testigos del ataque al Hotel Palestina de Bagdad, en el que murió Couso, han acogido 'con gran satisfacción' la orden emitida por el magistrado de la Audiencia Nacional. Olga Rodríguez, Carlos Hernández, Jon Sistiaga y Jesús Quiñonero han expresado en un comunicado su disposición de acompañar al juez Pedraz a Irak para realizar una inspección ocular del lugar donde tuvieron lugar los hechos e indicar así los lugares exactos en los que se produjeron.

Los testigos quieren mostrar cómo el tanque de EEUUque disparó contra el hotel Palestina podía ver, desde su ubicación, con unos simples prismáticos, el cartel identificativo del edificio. Además, los cuatro periodistas tienen la intención de mostrar al magistrado cómo los ocupantes del vehículo militar 'podían ver los balcones del hotel, donde había muchos periodistas claramente identificados con chalecos antibalas con la palabra PRESS bien destacada'.

Para IU, la decisión es un 'auténtico varapalo' a la Audiencia Nacional

Los periodistas ven en este desplazamiento una oportunidad para 'acumular herramientas' que ayuden a esclarecer la tesis de que los militares que dispararon contra el hotel 'no sabían que estaban atacando un edificio en el que se encontraban trabajando unos doscientos periodistas'. Los testigos pretenden también echar por tierra la consideración de los máximos responsables del ejército estadounidense que afirman que 'no sabían' que el Palestina era el hotel en el que se encontraba alojada toda la prensa internacional, lo que hace del edificio un establecimiento protegido por la ley internacional.

El coordinador de Política Internacional de IU, Willy Meyer, también celebró la decisión del juez Pedraz porque, a su parecer, supone un 'tremendo varapalo' a los anteriores intentos de la propia Audiencia Nacional de dar 'carpetazo' al caso.

Según expresó Meyer en un comunicado, la formación de izquierdas siempre 'ha considerado que tanto el periodista español como el reportero Taras Protsyuk murieron a causa de un ataque intencionado de las tropas norteamericanas' y que por eso apoyaron la reciente resolución que ordenaba reabrir el caso.

El eurodiputado tuvo, asimismo, unas palabras para la familia del cámara fallecido. Para Meyer, la decisión judicial también ha sido fruto del'tesón' y la 'valentía' de los Couso.