Público
Público

Familiares y amigos de los detenidos el 25-S denuncian "montaje policial"

"Se dio una orden política clara para criminalizar todo lo posible este movimiento pacífico", denuncian sus compañeros de asamblea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Familiares, amigos y compañeros de los detenidos el pasado 25-S, durante las cargas en Neptuno, llevan todo el día haciendo guardia en la parte trasera de los juzgados para mostrar su apoyo y denunciar el 'montaje policial' al que, aseguran, están siendo sometidos los imputados.

Sobre las 16:00 horas, dos furgones han llegado a los juzgados con algunos de los 35 detenidos, tras la negativa del Juez Pedraz a que estos sean juzgados en la Audiencia Nacional, tal y como pretendía el ministro de Interior.

El padre de Ainhoa, una de las detenidas, gritaba palabras de ánimo al paso del furgón

Los concentrados han escuchado las voces de los detenidos que, desde el interior de los vehículos policiales, gritaban a coro: 'El pueblo unido jamás será vencido'. En ese momento, los presentes comenzaron a seguir desde fuera los cánticos de sus compañeros y les aplaudieron a su paso.

El padre de Ainhoa, una de las detenidas, gritaba con lágrimas en los ojos palabras de ánimo a su hija al paso del vehículo. 'Ya os queda poco', exclamaban otros.

Ainhoa, de la Asamblea 15-M de Carabanchel, fue detenida junto a otro compañero, Gabriel —o Gabi, como le llaman sus amigos—, mientras ambos retransmitían en directo las cargas policiales en Neptuno. En un vídeo colgado en la web de streaming Bambuser se pueden ver las imágenes y el audio del momento de su detención, durante la cual fueron golpeados. 'Gabi y Ainhoa se quedaron juntos, como equipo de retransmisión de vídeo en directo, asociados con 'Toma la tele', mientras que el resto de la asambela decidimos irnos tras las cargas', explica Yolanda Martínez, compañera de la asamblea de Carabanchel.

'Esto es como la Guerra Fría: no vemos tanques, pero nos atacan todo el tiempo'

Martínez, como el resto de los presentes, considera que se está sometiendo a los detenidos a un 'montaje policial'. 'No es normal que hayan dilatado tanto tiempo su detención, que hayan querido juzgarlos en la Audiencia Nacional', apunta Ernesto Mondada, también compañero de asamblea de Gabi y Ainhoa. 'Se dio una orden política clara para criminalizar todo lo posible este movimiento pacífico', denuncia.

'Esto es como la Guerra Fría, no vemos armas ni tanques, pero nos están atacando todo el tiempo, tanto en nuestros derechos, como en nuestra economía', asegura a su lado Martínez. 

Los imputados quedarán previsiblemente esta noche en libertad, así que la acampada improvisada pretende aguantar hasta ese momento. Algunos periodistas se acercan a hablar con el padre de Ainhoa y los familiares de otros detenidos, pero entre lágrimas se niegan. Los acaban de tener a pocos metros, tras el metal de las paredes del furgón policial, pero a la vez aún los sienten demasiado lejos.