Público
Público

Los farmacéuticos piden al Estado que avale la deuda

El presidente de la patronal de farmacéuticos alerta del riesgo "real" de desabastecimiento de medicamentos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ante los retrasos en el pago de algunas Comunidades Autónomas a las farmacias españolas, la patronal de empresarios farmacéuticos (FEFE) pidió el viernes que el gobierno se haga cargo de avalar esta deuda.

'La solución más rápida y lógica sería que el consejo de ministros avalara estas cesiones de derechos de cobro, que las Comunidades Autónomas (ya) no tienen el aval ante las entidades financieras (...) aquí hablamos de 12.000 millones de euros', dijo Juan de la Cruz Ferrer, abogado de la FEFE, en rueda de prensa.

Las farmacias españolas se encuentran en una difícil situación de liquidez en la que las comunidades autónomas, que tienen transferidas las competencias de Sanidad, han retrasado en algunos casos en casi tres meses los pagos que realizan a las farmacias por las recetas de medicamentos que suministran a los pacientes del Sistema Nacional de Salud (SNS), y que desembocó en un cierre patronal en Castilla-La Mancha. Ante esta situación de falta de liquidez, la presidenta de la federación en Castilla-La Mancha (FEFCAM), Dolores Espinosa, dijo que ya hay farmacias que han comenzado a sufrir interrupciones de suministro de medicamentos. 'Tenemos constancia de farmacias a las que se les ha cortado el suministro de medicamentos por falta de pago', aseguró.

Las farmacias de Castilla-La Mancha cerraron el jueves como medida de protesta por el retraso en el pago del gobierno regional y la presidente de su patronal insinuó que en última instancia las farmacias trasladarían el coste al cliente final. 'La última medida será cobrar al ciudadano y que lleve la receta a la Administración como justificante de pago, dijo Espinosa.

El presidente nacional de la FEFE añadió que existe un riesgo real de desabastecimiento de medicamentos en las farmacias españolas. 'Totalmente, porque cuando la farmacia no puede pagar a proveedores se agota el suministro porque el distribuidor también necesita cobrar', dijo Fernando Redondo a preguntas de periodistas. Redondo añadió que ante las medidas que prepara el gobierno para el sector farmacéutico, que se conocerán previsiblemente en el consejo de ministros del próximo 19 de agosto, podría haber un plan de rescate para las farmacias más necesitadas, aunque mostró su escepticismo.

'El plan de rescate del Ministerio a las farmacias no sabemos en qué consistirá, quizá en coger de las farmacias más ricas para dar a las más pobres, pero si se quiere ser solidario, es necesario que todo el dinero vaya donde tiene que ir'.

El gobierno espera ahorrar unos 2.400 millones en nuevas medidas de ahorro de gasto farmacéutico para mantener su objetivo de déficit comprometido con sus socios europeos, un año después de haber realizado más medidas de ahorro en el sector. Redondo dijo que no hay soluciones sencillas para esta situación porque las administraciones regionales no dan calendarios de pago necesarios para que las entidades de crédito concedan préstamos para pagar a las farmacias. 'Es un problema que deberá resolver la Administración con las entidades financieras, pero que no nos metan en medio a nosotros', afirmó.

El presidente de la federación en Murcia, donde los farmacéuticos han pedido créditos personales para seguir operando su negocio a la espera de que la administración desembolse los pagos, pidió un pacto de Estado para arreglar la situación. 'Reclamo un pacto de Estado, pido a los líderes políticos que lideren el pacto porque la Sanidad es un servicio esencial, está en riesgo', dijo Miguel Chamorro.

El director general de Sanidad, José Martínez Olmos, se ha preguntado este viernes por qué el Ejecutivo de José María Barreda hacía frente a sus pagos con los farmacéuticos de Castilla-La Mancha y ahora no lo hace el Gobierno de María Dolores de Cospedal, provocando que el sector convocara ayer huelga en cuatro de las cinco provincias de la región. 'Por qué el Gobierno de Castilla-La Mancha desde 2002 que recibió las competencias de sanidad ha podido pagar con regularidad las facturas y ahora no es posible', se ha preguntado.

'Nada de lo que sucede en este momento en situación preelectoral está exento de intencionalidad política', ha advertido el alto cargo del Ministerio de Sanidad antes de explicar que el debate está entre la postura del Gobierno que mantiene que la sanidad es sostenible y 'otros que están planteando que la sanidad es insostenible y no tiene solución'.

En declaraciones a la Cadena SER, Martínez Olmos ha repasado las medidas puestas en marcha por el Gobierno para que las comunidades puedan hacer frente al pago de los servicios esenciales, como el impulso al uso de medicamentos genéricos o una línea de crédito ICO para pagar a proveedores. 'Yo entiendo que a veces hay dificultades, pero la cuestión está en negociar con los farmacéuticos cómo se puede hacer frente a la deuda para que puedan cobrar', ha insistido antes de recordar que algunas adminitraciones priorizan el pago a las farmacias igual que hacen con las nóminas de los funcionarios.

Martínez Olmos ha insistido de esta forma en la necesidad de 'sentarse a negociar' para resolver el problema y ha preguntado por qué, si la sanidad está transferida a Castilla-La Mancha desde 2002, el anterior Ejecutivo hacía frente a los pagos y el surgido tras los comicios del 22 de mayo no lo hace.