Público
Público

La Federación Española de Bancos de Alimentos, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia

En 2011, los bancos españoles repartieron 104.000 toneladas de alimentos y prestaron asistencia a unos 1,3 millones de personas. Dice que dedicarán los 50.000 euros del premio a la compra de productos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Federación Española de Bancos de Alimentos ha sido galardonada este miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2012, que se ha fallado este mediodía en el Hotel Meliá de La Reconquista de Oviedo, al imponerse en la votación final del jurado a los otros dos finalistas, Plan International y la Organización Internacional de Teletones (Oritel). Este es el último de los ocho galardones internacionales que convoca anualmente la Fundación Príncipe de Asturias, y que este año alcanzan su XXXII edición.

A este Premio optaban un total de 34 candidaturas procedentes de Alemania, Bangladés, Canadá, Colombia, Cuba, Ecuador, Egipto, Emiratos Árabes, Estados Unidos, Francia, Irlanda, Israel, Nicaragua, Países Bajos, Palestina, Reino Unido Sierra Leona, Turquía y España. Según refleja en su acta, ha decidido conceder el galardón a la Federación Española de Bancos de Alimentos como exponente de un esfuerzo internacional solidario para aliviar algunas de las necesidades más apremiantes de la población, hoy agudizadas por la crisis económica. Añade que los donantes de alimentos y los voluntarios y organizaciones que los canalizan constituyen ejemplos decisivos y generosos de este esfuerzo altruista en favor de los demás.

Integrada en la Federación Europea de Bancos de Alimentos, que aglutina un total de 204 bancos de 21 países, la premiada se creó en 1996 para coordinar las actividades de estas organizaciones benéficas sin ánimo de lucro existentes en toda España. La organización dedicará el importe íntegro del premio (50.000 euros, junto con una escultura de Joan Miró, un diploma y una insignia) a la compra de alimentos para repartir entre los más necesitados, según ha asegurado en declaraciones a Efe el presidente de la Federación, José Antonio Busto, quien ha señalado que con ese dinero se pueden adquirir 50.000 kilos de alimentos.

En 2011, los bancos españoles repartieron 104 millones de kilos de alimentos a 1.300.000 personas, la cifra más importante de todas las federaciones europeas, ha señalado. Los más de 54 bancos que hay en España cuentan con la participación a tiempo completo de más de 2.000 voluntarios (prejubilados o jubilados) y con la colaboración de la Unión Europea, que sufraga aproximadamente la mitad de los alimentos que distribuye. Los bancos de alimentos los recuperan de excedentes de entidades como grandes superficies y no los reparten directamente a las personas, sino que lo hacen a través de instituciones asistenciales y de ayuda social reconocidas por las administraciones públicas.

En un país hundido en la crisis económica desde que estalló la burbuja inmobiliaria en 2008 y en el que uno de cada cuatro trabajadores está en el paro, el perfil de las personas que necesita ayuda ha cambiado, ampliándose más allá de sectores tradicionalmente desfavorecidos, como inmigrantes, personas mayores o madres solteras. 'Ahora tenemos incluso el perfil del ciudadano medio español que se ha quedado sin trabajo y que no sabe si pagar antes la cesta de la compra o la hipoteca', declaró Juan Ramón Sanz, director general de Fesbal.