Público
Público

Federico Trillo será nombrado embajador en Estados Unidos

El exministro de Defensa ya ha realizado un curso intensivo para mejorar su inglés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diputado del PP Federico Trillo será nombrado en las próximas semanas embajador de España en los Estados Unidos en sustitución del diplomático Jorge Dezcallar. La decisión fue tomada a principios del pasado mes de enero, tras una conversación con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, informaron a Europa Press fuentes solventes.

De hecho, Trillo estuvo a mediados de enero unos días en Londres realizando un curso intensivo para mejorar y recuperar su inglés. Con esta decisión, Rajoy mandará a la embajada española en Washington a un peso pesado, ya que Trillo además de presidente del Congreso, también ha sido ministro de Defensa y una persona de confianza del líder del PP durante las dos últimas legislaturas en la oposición.

Trillo sustituirá al diplomático Jorge Dezcallar, nombrado por el anterior Gobierno socialista en julio de 2008. Dezcallar también ocupó cargos importantes con el Ejecutivo de José María Aznar, quien le nombró embajador en Marruecos y luego le situó al frente de los servicios secretos españoles.

La decisión se tomó a principios de enero

Se trata del primer político que el actual Gobierno coloca en una embajada. El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, se comprometió nada más asumir el cargo a reservar las Embajadas a los diplomáticos, aunque avisó de que podría haber alguna excepción. En ese caso, señaló, se trataría de 'personas extraordinarias en circunstancias extraordinarias'.

Desde la llegada de la democracia a España, nuestra legación en EEUU ha estado mayoritariamente dirigida por diplomáticos, con solo dos excepciones, a las que ahora se suma Federico Trillo.

El primer embajador de la España democrática en Washington fue el político y empresario José Lladó Fernández Urrutia, fundador de la compañía de ingeniería Técnicas Reunidas.

La otra excepción fue el nombramiento del académico Julián Santamaría Ossorio en 1987 por el Gobierno de Felipe González, que premiaba así sus cuatro años al frente del Centro de Investigaciones Sociológicas.