Público
Público

Feijóo admite que recibió a Dorribo antes de darle 4 millones en ayudas

Afirma que el encuentro se mantuvo "en un despacho oficial, con luz y taquígrafos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escándalo por el supuesto fraude en la concesión de ayudas públicas que investiga la operación Campeón ha salpicado directamente al presidente de la Xunta de Galicia. Alberto Núñez Feijóo reconoció ayer en el Parlamento autonómico que el 14 de octubre de 2010 se reunió con el empresario lucense Jorge Dorribo, considerado el cabecilla de la trama.

El encuentro se produjo dos meses antes de que el Gobierno gallego concediese a Laboratorios Nupel, la empresa farmacéutica propiedad del encausado, ayudas de tres millones de euros. En marzo, la misma firma volvió a beneficiarse de otra subvención de un millón.

'En octubre, reunión; en diciembre, subvención', denuncia el PSOE

En su defensa, Feijóo argumentó que la entrevista tuvo lugar 'en un despacho oficial, con luz y taquígrafos'. 'Confirme si mantuvo alguna reunión [con Dorribo], cuándo fue y de qué hablaron', interpeló ayer por sorpresa el secretario general del PSOE gallego, Manuel Pachi Vázquez, a Feijóo. 'Sabe mucho más de lo que está contando, tiene relación con lo ocurrido y oculta la verdad. La pregunta es muy sencilla, tiene que decir si se reunió con el empresario que posteriormente acabó en la cárcel', insistió Vázquez.

Según el líder de los socialistas, tras esa primera entrevista con Feijóo, la Xunta concedió ayudas a Nupel por cuatro millones de euros: 2,9 millones en diciembre y una subvención a fondo perdido en marzo, por un importe de 900.000 euros. Vázquez desveló que 'altos cargos' de las Consellerías de Sanidade y Facenda mantuvieron sendos encuentros con Dorribo antes de beneficiarle con unos fondos públicos que finalmente no cobró al ingresar en prisión en mayo.

'En octubre, reunión; en diciembre, subvención', denunció Vázquez, que dijo que la entrevista de Feijóo con el empresario lucense la promovió el exdiputado Pablo Cobián. Este exparlamentario del PP presentó su dimisión la semana pasada después de conocerse que el dueño de Nupel lo había acusado del cobro de comisiones, así como al exconselleiro y exdiputado del BNG, Fernando Blanco, y al ministro de Fomento, José Blanco.

La Xunta defiende la 'normalidad y transparencia' del encuentro

Hasta ayer, el PP de Galicia reclamaba la presunción de inocencia de los dos directivos del Instituto Galego de Promoción Económica organismo dependiente de la Consellería de Economía, encargado de otorgar las ayudas, imputados judicialmente en el fraude, al tiempo que pedía el cese del ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco.

La Xunta defendió ayer la 'normalidad y transparencia' de la entrevista entre Feijóo y Dorribo. 'El presidente de la Xunta tiene cientos de audiencias oficiales. Todas ellas se tramitan vía registro, pasando los controles de acceso y, en ningún caso, de manera furtiva en una gasolinera', señalaba la nota, en alusión a la supuesta cita en una estación de servicio de Guitiriz (Lugo) del ministro y Dorribo.

El empresario Dorribo pide ampliar su declaración judicial

El PSdeG denunció que tras la sesión parlamentaria en la que Pachi Vázquez reveló la reunión de Dorribo con Feijoó, el presidente de la Xunta 'huyó' evitando la comparecencia prevista ante los medios con los presidentes de los bancos Popular y Pastor.

A través de un comunicado, la Xunta puso de relieve que el gerente de Nupel solicitó reunirse con Feijóo en tres ocasiones, 'de las que dos fueron rechazadas'. En el encuentro que sí prosperó, según la Xunta, Feijóo recibió 'un dossier sobre el proyecto empresarial', así como una invitación para visitar las instalaciones de Nupel, 'pero el presidente no fue'. Asimismo, el Ejecutivo limita el montante de las ayudas aprobadas a la 'tramitación de un préstamo del Banco Europeo de Inversiones'.

Según ha publicado el diario El Progreso, Laboratorios Nupel está participada en casi un 4% por una sociedad propiedad de Francisco Cacharro (PP), expresidente de la Diputación de Lugo. Cacharro reconoce ser propietario en ese porcentaje de la sociedad, pero niega su 'capacidad de decisión o ejecución en el funcionamiento' de la sociedad investigada.

El personaje central de la trama, el empresario Dorribo, solicitó ayer, a través de su defensa legal, comparecer de nuevo ante la jueza instructora de la operación Campeón, Estela San José, para ampliar la declaración del pasado 8 de agosto, en la que aseguró haber pagado 400.000 euros a Blanco, informaron a este periódico fuentes del caso.