Público
Público

Feijóo contrata a una firma que se coordinaba con la 'Gürtel'

Los socialistas de Galicia enviarán un escrito al juez Pedreira para informarle

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Popular de Galicia ha contratado para asesoramiento a Swat SL, firma que colaboraba con la trama Gürtel para acceder a contratos públicos. Los socialistas gallegos anunciaron ayer que enviarán un escrito al juez instructor del caso en Madrid, Antonio Pedreira, porque a su juicio la relación demuestra que el PP gallego y su presidente, Alberto Núñez Feijóo, 'siguen ligados' a la trama.

Un portavoz del PP gallego precisó que la empresa asesora al partido desde hace tiempo y lo sigue haciendo, aunque negó que el contrato sea para preparar las municipales. 'La relación es pública y notoria', añadió. En 2001, Swat SL dirigió la campaña autonómica del PP. Y en 2009, en las elecciones que ganó Feijóo, la firma fue proveedora destacada.

El PP emitió una nota en la que acusa a los socialistas de difundir 'falsedades'. 'Dicha empresa [Swat SL] aparece en el sumario como proveedor de otras compañías en operaciones no cuestionadas, de la misma forma que aparecen otras sociedades, clubes de fútbol, empresas y medios de comunicación'. En la nota, el PP cita otras empresas que también fueron proveedores de la trama y que luego trabajaron con el PSOE.

Sin embargo, la relación de Swat SL con la trama no se limita a su papel de proveedor, sino que el juez dispone de documentación que muestra que la firma se coordinaba con la trama para acceder a contratos públicos. Ninguno de los responsables actuales de Swat SL está imputado, aunque sí lo está uno de sus ex directivos, Rafael de León.

Fuentes jurídicas explican que José Luis Peñas, ex concejal del PP en Majadahonda y denunciante del caso Gürtel, ha aportado al juez Pedreira varios correos electrónicos del año 2001 en los que Óscar Bermejo, entonces directivo de Swat SL, explica a la jefa de Gabinete del alcalde, el hoy imputado Guillermo Ortega, cómo trocear entre varias concejalías un contrato para evitar el concurso.

La convocatoria pública sólo es imperativa si el precio supera los 12.000 euros. Esta adjudicación para una campaña de publicidad sobre la implantación del euro tuvo un coste de 132.000 euros.

La receptora de esta serie de mensajes que están en poder del juez fue la jefa de Gabinete de Ortega, Carmen Rodríguez, esposa de Correa. En otros emails, el directivo de Swat SL detallaba un listado de empresas que debían recibir las distintas adjudicaciones del contrato troceado. Entre estas empresas beneficiarias estaba Swat Data que comparte administradores con Swat SL, TCM y Sunset Blvd, ambas vinculadas a la trama.

Óscar Bermejo, el firmante de los correos, abandonó Swat SL en 2007. En conversación con Público, Bermejo negó haberlos mandado: 'Si alguien utilizó la clave, pues no lo sé, pero yo esto no lo llevé. Deberían preguntar a los administradores de la empresa'. Swat SL nunca ha contestado a las preguntas de este periódico, que las ha planteado por escrito.

En cambio, Bermejo sí reconoció haber participado, como directivo de Swat SL, en las campañas del PP para las generales de 2000 y para las autonómicas de Galicia de 2001. En estos años, la trama Gürtel dirigía las campañasdel PP.

Otra operación polémica en la que coinciden Swat SL y la Gürtel fue la adjudicación de la publicidad fantasma en Madrid, a las puertas de las elecciones de 2007.

Swat SL obtuvo un contrato de 1,3 millones de euros del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), que le encargó que eligiera entre varias empresas para lanzar campañas de publicidad. Dos de ellas nunca se llevaron a cabo, pese a que el organismo pagó 3,25 millones.

Por sugerencia de Swat SL, las adjudicatarias fueron Over MC y MQM. Los dos proyectos eran clónicos, a pesar de que se dirigían a concursos distintos. Y las dos empresas se coordinaban con la trama para acceder a concursos públicos, según declaró al juez la imputada Isabel Jordán, que organizaba los actos de la trama en Madrid.

Una deuda impagada por una de las empresas de la ‘trama Gürtel' ha sacado a la luz la existencia de un contenedor alojado en un guardamuebles y cuyo contenido no se conoce. El contenedor se alquiló en julio de 2006 a nombre de Special Events. Seis meses más tarde, en enero de 2007, el contrato pasó a ser titularidad de Technology Consulting Managment (TCM). En un escrito dirigido el pasado día 1 al juez Antonio Pedreira e incorporado al sumario, el administrador judicial de TCM informa al magistrado del hallazgo y le pide que reclame a la empresa de guardamuebles la apertura del contenedor y la exhibición de su contenido 'bien a los interventores judiciales o bien a cualquier agente o responsable en tareas de auxilio judicial'. En su defecto, solicita a Pedreira que requiera 'cualquier otra actuación o registro del contenedor citado'.

La empresa Mudalia Mudanzas SL, propietaria del guardamuebles, se ha negado a facilitar información sobre lo almacenado. El argumento para la negativa ha sido que TCM adeuda 1.404 euros, explica el escrito dirigido al juez.

En su solicitud a Pedreira, el administrador judicial afirma lo siguiente: 'Los antiguos empleados de TCM no han aportado información sobre el contenido del contenedor almacenado'. El hecho de que callaran sobre este extremo abona las sospechas de que el contenedor puede ocultar material relevante.