Público
Público

Feijóo envía inspectores a la casa del líder del PSOE gallego

Pachi Vázquez denunciará a la Xunta por prevaricación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hace dos años la estrategia electoral del PP en Galicia se fundó, en gran parte, en la denuncia de una supuesta adicción al lujo del entonces presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aderezada con una discutida compra de coches caros que en su mayor parte habían sido adquiridos por el anterior gobierno de Manuel Fraga.

Ahora, el PP, ya con Alberto Núñez Feijóo al frente de la Xunta, repite la fórmula: sus dirigentes persiguen al líder de la oposición, el secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, por, supuestamente, haber llevado a cabo obras irregulares en 2006 en la casa familiar en la que vive desde hace 27 años en el Ayuntamiento de San Amaro, en una comarca rural de Ourense.

Con la inestimable ayuda de la derecha mediática, el PP lleva ya tiempo impulsando la idea de que Vázquez ha ampliado su casa hasta convertirla en una 'mansión' ilegal. El dirigente del PSdeG solicitó licencia para reparar un tejado en la casa y, aunque aprovechó la oportunidad para reparar y rehabilitar parte de la vivienda (para lo cual acabó solicitando el correspondiente permiso), asegura que en ningún caso amplió ni sus metros cuadrados ni sus plantas. La Xunta del PP sostiene lo contrario y amaga con ordenar el derribo de la supuesta ampliación.

La tensión ha ido en aumento en las últimas semanas y hoy estalló cuando la Xunta, después de anunciarlo repetidamente en ruedas de prensa y declaraciones públicas, envió inspectores de urbanismo a la casa del líder socialista y éste respondió con el anuncio de la presentación, esta misma semana, de sendas denuncias por prevaricación contra el Gobierno gallego y el Ayuntamiento de San Amaro, también en manos del PP.

Vázquez está convencido de que es objeto de una persecución política y de prácticas que constituyen un claro 'abuso de poder' motivado exclusivamente por el hecho de que es el secretario general de los socialistas gallegos. Alega, para apuntalar esta idea, que el expediente contra su casa fue ordenado personalmente por el conselleiro de Política Territorial, Agustín Hernández, apenas un mes después de tomar posesión del cargo, en mayo de 2009.

Exhibe además un auto judicial que reconoce como 'infracción penal' la filtración interesada del expediente al diario Abc, que reprodujo la decisión de la Xunta de perseguir las obras en la casa de Vázquez antes incluso de que ésta fuese notificada al interesado. Y sostiene que la inspección que hoy intentaron llevar a cabo en su casa ni siquiera está prevista en la legislación urbanística, lo que demostraría hasta qué punto la Xunta está actuando de forma excepcional.

El Gobierno de Feijóo lo niega. Insiste en que las obras en la casa fueron ilegales y que cuando envía inspectores no hacen otra cosa que tratar al líder del PSOE gallego como 'a cualquier otro ciudadano que se encuentre en la misma circunstancia'.

Para los socialistas, la persecución a su líder se enmarca además en una estrategia mayor: hoy mismo se vieron obligados a declarar como imputados en un juzgado de Santiago dos altos cargos de las Consellerías de Presidencia y Traballo por haber ordenado inspecciones supuestamente ilegales en oficinas de un sindicato agrario afín al PSOE al que el PP lleva tres años intentando relacionar con una supuesta trama de financiación ilegal.


- Las obras en la vivienda familiar del líder del PSOE gallego, que la Xunta y el PP han convertido en foco de atención mediática, fueron en su día objeto de una petición de legalización después de que, según su propietario, la reparación del tejado diese pie a la realización de tareas de rehabilitación.

- La petición ha sido informada favorablemente por el arquitecto y los órganos municipales correspondientes de San Amaro.