Público
Público

Felipe González cenó con su vieja guardia en Madrid para hablar sobre el rumbo del PSOE

Del encuentro salió la idea de elaborar un manifiesto interno que en ningún caso tiene como objetivo la salida de Rubalcaba de la Secretaría General, sino que pretende aportar ideas para el futuro de los socialistas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'España no tiene proyecto de país', decía este lunes el expresidente del Gobierno Felipe Gonzalez, durante un debate que tenía lugar en Lisboa. Y precisamente para eso, para lograr un proyecto de país que esté liderado por su partido, el exjefe del Ejecutivo parece estar moviendo hilos con la ayuda de quienes fueron algunos de sus más estrechos colaboradores durante sus años en la Moncloa y al frente de la dirección del PSOE.

Los fundamentos de esos primeros movimientos se detallaron en una cena que tuvo lugar a principios de diciembre en un conocido restaurante situado en la Casa de Campo madrileña -el Currito-, según explican a Público fuentes conocedoras del encuentro. Afirman que a la cita, convocada por el exministro José Luis Corcuera, acudieron además de González el exministro y ex secretario general de la OTAN, Javier Solana, el expresidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra, o el expresidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, entre otros exdiputados socialistas. 

Y según apuntan esas mismas fuentes, el objetivo de la reunión, que se celebró el día 3 de diciembre -un día después del homenaje que rindieron los socialistas a González, coincidiendo con el 30 aniversario de su llegada al poder- no fue otro que hablar sobre el futuro del PSOE. Lo cierto es que ninguno de los asistentes a la cena tiene ya ningún poder orgánico dentro del partido, y todos ellos han perdido la influencia con la que contaban en su día en las familias felipista y guerrista que hoy parecen difuminadas. 

Pero las personas consultadas, ligadas al partido, explican que del encuentro salió la idea de elaborar un manifiesto interno que en ningún caso tiene el objetivo de promover la salida de Alfredo Pérez Rubalcaba de la Secretaría General de los socialistas, sino que persigue aportar ideas para el futuro del partido. Siempre según las mismas fuentes, los encargados de redactar ese texto serían Rodríguez Ibarra, el exdiputado Francisco Fernández Marugán y el exsecretario general de la Seguridad Social, Adolfo Jiménez. 

Consultado por este diario, Marugán, hoy adjunto a la Defensora del Pueblo, ha negado cualquier vinculación con ninguna iniciativa orgánica. Por su cargo actual, el exdiputado tuvo que abandonar las filas del PSOE, por lo que formalmente no es militante del partido. Y aunque reconoce que escribe textos sobre economía que comparte con sus excompañeros, insiste en que 'de la vida orgánica' él no escribe 'nada'. 

Más escueto, el expresidente de Extremadura ha evitado confirmar en conversación telefónica si ha participado o no en esta iniciativa. 'Yo si ceno con Felipe González comprenderá que no lo cuente por ahí', ha zanjado Ibarra. En la misma línea, el supuesto organizador de la reunión, Corcuera, ha asegurado no recordar haber tenido una cena el tres de diciembre. 'Si la hubiera habido, tampoco la iba a comentar', ha concluído.