Publicado:  20.11.2012 20:59 | Actualizado:  20.11.2012 20:59

Felipe González insta al PSOE a pasar a la ofensiva

El expresidente afirma que no se puede garantizar un bienestar "que nunca volverá", sino que la socialdemocracia debe impulsar una "segunda transición" centrándose en la búsqueda un nuevo modelo productivo

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Con el tiempo se ven las cosas más claras", ha insistido esta tarde el expresidente del Gobierno Felipe González. Una jornada más, y una vez más en una presentación de un libro, el dirigente que hace exactamente treinta años conseguía el primer triunfo electoral para el PSOE volvía a dar lecciones de socialdemocracia, cuando ésta atraviesa por uno de sus peores momentos de la historia. 

Pero sus siempre sosegadas -y prolongadas- exposiciones argumentales no han parecido interesar en exceso  a sus compañeros de filas socialistas. A simple vista tan sólo se podía observar a dos miembros activos del PSOE -los diputados José Andrés Torres Mora y Ciprià Ciscar- durante el acto que trataba sobre del libro La socialdemocracia maniatada (Los Libros de la Catarata, 2012) del que fuera sociólogo de cabecera del PSOE durante décadas Ludolfo Paramio, y que ha tenido lugar a última hora del martes en el Centro Cultural Blanquerna de Madrid. Quien sí ha seguido atentamente la conferencia desde las últimas filas ha sido el televisivo Padre Apeles, interesado ahora en los postulados socialistas.

Gran parte del discurso de González ha estado, sin embargo, dirigido a ellos, a los compañeros socialistas que no levantan cabeza desde que hace hoy un año obtuvieran su peor resultado electoral. A ellos les ha dicho "que piensen en la respuesta a la sociedad y después en los problemas orgánicos, y no al revés". Pero, sobre todo, les ha pedido que pasen a "la ofensiva" y abandonen las estrategias "defensivas" que han aplicado, según él, todos los socialdemócratas europeos desde que comenzaran a triunfar los postulados neoliberales del tándem formado por la exprimera ministra británica, Margaret Thatcher y el expresidente estadounidense Ronald Reagan. 

Han estado a la defensiva, ha sostenido, porque desde entonces en lo único que se ha centrado la socialdemocracia ha sido en tratar de defender lo perdido y no en poner encima de la mesa un modelo alternativo que garantice ese bienestar "que nunca volverá". Y lo ha hecho después de que "quebrara" el modelo propuesto por los socialistas que consiste "en crecer y redistribuir consiguiendo pleno empleo y servicios sociales de cohesión".

Ahora, por tanto, cuando existe "un temor compartido" y una incertidumbre generalizada sobre el futuro del Estado social, es necesario pasar a "la ofensiva" planteando una propuesta que se centre en un nuevo modelo productivo que incluya "qué tipo de economía" quieren los socialdemócratas y que especifique qué papel van a tener la educación y la sanidad públicas en ese esquema. Poner en marcha "una segunda transición" ofertando una propuesta leal, coherente y solidaria a los ciudadanos, que identifique sus problemas. Porque, en estos momentos a González lo que más le preocupa no son los recortes en los servicios públicos, sino "cuánto se recorta el modelo para no volver a tener nunca esos servicios públicos".

PUBLICIDAD

Comentarios