Público
Público

Felipe González resta importancia a la conferencia de paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente del Gobierno, Felipe González, se ha mostrado este lunes de acuerdo con que el Partido Socialista de Euskadi acuda a la conferencia de paz que se celebra esta tarde en San Sebastián aunque ha querido relativizar la importancia que hay que dar a esta reunión. 

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, González cree que se le está dando una 'valoración muy desproporcionada' y por eso ha reclamado que sea vista 'con mucha más tranquilidad' porque 'pasado mañana no existirá esta reunión'.

El expresidente está convencido de que la cita puede ser una escenificación tanto de la izquierda abertzale como de ETA para justificar el final de la violencia en Euskadi. Primero, porque ETA 'está y se siente derrotada' y 'sabe que no puede esperar nada en contrapartida por la desaparición de la violencia' y segundo porque su parte política 'se está jugando ahora el resultado electoral del 20N'.

Lo que esperan es que parte de la 'ciudadanía de buena fe', 'reaccione 'con el sídrome de Estocolmo' y les van a dar la gracias mediante el voto', porque hay que que entender, ha dicho, lo que han vivido allí.

Entre los nombres que figuran en la lista de participantes, González ha querido destacar a Gro Harlem y Kofi Annan. Sin embargo, no por ello ha querido considerarla como una conferencia internacional.

González se ha mostrado de acuerdo con la presencia de algunos miembros del PSE, si lo que van es a exponer el decálogo del lehendakari para la convivencia, que le parece 'lo más serio que se ha hecho desde Ajuria Enea'.

Por último, también se ha mostrado muy crítico, en referencia al PP, con que 'cada vez que se ve que se puede acercar el final del terrorismo hay determinados actores que alejan el horizonte' para que no se produzca 'hasta que ellos sean los protagonistas'.

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha enmarcado la conferencia en que ETA está buscando 'una cobertura para justificar ante sí misma el abandono de la violencia'.

Jáuregui ha asegurado que en unas declaraciones a Onda Cero, que lo importante es que 'la democracia ha derrotado a ETA' y en que el Gobierno 'siempre ha estado al margen' de esta reunión.

El ministro ha señalado que los participantes 'van a firmar previsiblemente un papel' en el que 'se supone' que pedirán el cese definitivo de la violencia y que 'es muy posible' que ETA 'esté buscando ese tipo de cobertura para hacer un anuncio de esta naturaleza'.

'No lo sé si lo harán o no, ETA no es una organización predecible y, por tanto, no puedo anunciar nada a ese respecto, pero si sirve para algo y sirve para eso dejémoslo ahí, porque quiero recordar que no hay nada a cambio, no hay nada a cambio', ha asegurado.

El ministro ha insistido en que la 'impresión es que, definitivamente, ETA puede estar en el final' y en que lo importante es que estén claras las bases de ese fin de la violencia: que la democracia ha derrotado a la organización terrorista y que 'no ha habido ningún precio político a cambio de la paz ni por matar ni por dejar de matar'.

Tras afirmar que ni el PSOE 'ni mucho menos el Gobierno' han mantenido 'ningún contacto' con la izquierda abertzale 'en cuanto a los resultados de esta conferencia', Jáuregui ha dicho que es 'legítimo' que participen dos representantes del PSE -su presidente, Jesús Eguiguren, y el alcalde de Ermua, Carlos Totorika- que, ha recalcado, son 'dos personas que no tienen ningún tipo de duda'.

Más crítico con la conferencia ha sido el exsecretario general del PSE, Nicolás Redondo Terreros, ya que la ha calificado de 'ineficaz' e 'innecesaria'.

Redondo opinó que esta conferencia de mediadores 'es absolutamente ineficaz para lo que queremos lograr en el País Vasco una inmensa mayoría, que es la paz y la libertad'.

'No es necesaria ninguna intervención internacional en el País Vasco', señaló el exlíder del PSE, quien añadió que, además, no tendrá 'ninguna eficacia', puesto que el Gobierno central ha dicho que no participará. Más contundente aún fue ayer el vicesecretario general del PP Esteban González Pons, que declaró en una entrevista que los asitentes internacionales 'no tienen ni puñetera idea'.

Redondo insistió en que el problema del terrorismo de ETA 'es una cuestión entre vascos' y tiene como culpable a 'un grupo que ha sometido al terror a la inmensa mayoría y, fundamentalmente, a los que no son nacionalistas'.